Cerro del Hierro
Motor

todo cuanto no te puedes perder

Tal vez no tiene el nombre del Parque de Doñana, ni es tan conocida como Sierra Nevada ni bate récords de lluvia de año en año como la Sierra de Grazalema, mas hay un destino en Andalucía que se merece una visita. Es Sierra Morena, una cordillera montañosa que aparta la meseta con la zona más al sur de España y que se extiende durante 4 provincias y más de cuatrocientos quilómetros. Si deseas vivir una experiencia única, acompáñanos en este viaje y descubre qué ver en Sierra Morena, un tesoro escondo de nuestra naturaleza.

Una sierra con 6 parques naturales

Sierra Morena se extiende durante 4 provincias: Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén. En suma, más de setenta pueblos repartidos durante sus cuatrocientos quilómetros de longitud con muchas peculiaridades en común, mas asimismo con las peculiaridades que les da la propia idiosincrasia de su historia y sus habitantes.

Pues charlar de Sierra Morena es charlar de siglos y siglos de historia. Por estas tierras han pasado desde los iberos hasta los pueblos centroeuropeos, pasando por cartagineses, romanos, árabes y, sobre todo, castellanos. Toda esta mezcla de etnias ha ido formando un carácter propio entre sus habitantes que debes descubrir por ti.

Si precisas una disculpa para visitar Sierra Morena, acá te daremos considerablemente más. Primeramente pues vas a poder gozar de 6 parques naturales, 4 monumentos naturales y una Reserva de la Biosfera. Toma nota, solo para hacerte una idea, de la experiencia de tener estos 6 parque naturales en tan poco espacio:

  • En Huelva: el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.
  • En Sevilla: el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla.
  • En Córdoba: el Parque Natural Sierra de Hornachuelos y el Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro.
  • En Jaén: el Parque Natural Sierra de Andújar y el Parque Natural Despeñaperros.

Indispensables en Sierra Morena

Una forma de conocer a fondo Sierra Morena es hacerlo a través del camino de gran recorrido GR-cuarenta y ocho. Se trata de un trazado de prácticamente seiscientos quilómetros que empieza en Acantilado y Encinasola, en la frontera entre España y Portugal, y acaba en la localidad jienense de Santa Elena. La naturaleza mostrándose en su máximo esplendor merced a sus vales, ríos, montes y dehesas, mas asimismo a la cantidad de fauna autóctona que vas a poder admirar en tu travesía. Mas si no eres senderista y deseas conocer a fondo los rincones más señalados de toda esta franja montañosa, te daremos ciertas pistas para transformar tu viaje en una experiencia alucinante.

Una visita indispensable es la de Hornachuelos, un pueblo cordobés asomado a un barranco con un río, el Bembézar, en el fondo. Conserva las calles angostas y en cuesta, como una fortaleza que data de su temporada árabe, mas asimismo una iglesia gótica múltiples siglos siguiente. Además de esto, fue un destino conocido entre la realeza para practicar la caza en tiempos de Alfonso XIII.

En Andújar, en la provincia de Jaén, se mezcla la tradición olivarera de la zona con el carácter propio de la sierra. Acá, aparte de un increíble puente romano, hallamos el Santuario de la Virgen de la Cabeza, donde se festeja la romería más vieja de España.

No salimos de Jaén para llegar a Aldeaquemada, un muSeo al aire libre en el que contemplar múltiples conjuntos de pinturas rupestres clasificados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Eso sí, cuidado con procurarlas por uno mismo: están en plena naturaleza y no son simples de localizar, con lo que es mejor buscar a un profesional que nos asista con la visita. Y muy cerca de allá está la Catarata de la Cimbarra, un rincón increíble con un bello salto de agua sobre el río Guarrizas.

Y asimismo en Jaén se halla Santa Elena, muy cerca del sitio en el que se festejó la histórica Batalla de las Navas de Tolosa, y una localidad a la que pertenece la Gruta de los Muñecos: un sitio de culto de nuestros ancestros en los que se hallaron más de dos mil quinientos exvotos, pequeñas ofrendas que se depositaban para honrar a los dioses.

Volvemos a Córdoba para hallar Montoro, un sitio con un enorme pasado que ha dado sitio a una de las Semanas Santas más originales de todo el país, con un desfile de romanos incluido, lo que le ha llevado a ser declarada como Celebración de Interés Turístico Nacional.

No podemos parar de visitar el pueblo onubense de Alájar, en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Su casco urbano es conjunto Histórico-Artístico desde mil novecientos ochenta y dos, mas su sitio más renombrado es el templo de Nuestra Señora Reina de los Ángeles. Se halla en lo alto de la Peña de Arias Montano, un destino increíble que hay que admirar desde el mirador del mismo nombre.

Y en la zona sevillana, lo mejor es un recorrido por sus pintorescos pueblos como El Pedroso, Guadalcanal o bien Cazalla de la Sierra. Muy cerca de acá se halla la Cartuja de Cazalla, un conjunto monástico más que interesante, y el Cerro de Hierro, un monumento nacional en torno a unas viejas minas que sorprenden al visitante.

Fauna en Sierra Morena

Los amantes de los animales tienen miles y miles de hectáreas para localizar ciertos animales más pasmosos que habitan en la península ibérica, como el lince ibérico, el águila imperial, el buitre leonado o bien la cigüeña negra, entre otros.

Y quienes gozan de los paisajes de las dehesas están de enhorabuena: en el sur de Sierra Morena hay ciertas más esenciales de España, como las de la Sierra Norte de Sevilla o bien las de Los Pedroches, en Córdoba.

¿Y qué sería de un viaje sin vivir una experiencia gastronómica? En Sierra Morena va a ser de primera categoría gracias, evidentemente, al jamón de bellota de Huelva, al aceite de oliva jienense o bien a multitud de comestibles y recetas autóctonas como el ajoblanco, el salmorejo, la pipirrana o bien las migas. ¿Quién se anima? Coge tu vehículo y prepara una escapada emocionante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *