Salud

Sistema Excretor | Órganos, Partes y De qué manera marcha

La definición de excreción es la supresión de los restos que se han producido debido a la actividad celular. De esta forma, el sistema excretor es el responsable de expulsar al exterior dichos restos. Está compuesto por lo que es conocido como aparato mingitorio, así como las glándulas sudoríparas.

¿Qué es el sistema excretor?

Este sistema esta formado comúnmente por los riñones, y el sistema mingitorio, aparte de la vía excretora, que es la responsable de expulsar esos líquidos que el cuerpo humano no precisa, más famosa como la orina.

El aparato mingitorio es un conjunto de órganos que se hacen cargo tanto de la producción como de la excreción de la orina. La orina se forma en los riñones y se amontona en la vejiga; por último, se expulsa al exterior por medio de la uretra.

¿De qué partes consta el sistema excretor humano?

Unas partes del sistema excretor

En los próximos apartados explicamos de forma detallada las diferentes partes que forman el sistema excretor, uno de los más esenciales del organismo.

Riñones

Son una pareja de órganos cuya primordial función del sistema excretor es la de laborar y excretar la orina. Están ubicados en torno a la columna vertebral y se rodean de tejido graso. En lo que se refiere a su forma y dimensiones, los dos riñones son muy afines a una judía, con algo más de doce centímetros de largo y cinco centímetros de ancho; su peso es de ciento cincuenta gramos más o menos.

El riñón actúa como filtro en el organismo. Por una parte, cumple una función reguladora, sosteniendo los niveles perfectos de agua, glucosa y sales en la sangre. Y, por otra parte, realiza una función depuradora; se hace cargo de extraer de la sangre las toxinas amontonadas en exactamente la misma, como la urea o bien el ácido úrico.

Bajo la corteza y de la medula del riñon se halla lo que se llama pelvis renal; recoge la orina y la dirige cara el uréter.

Con respecto a la capa exterior del riñón, en ella se hallan pequeños filtros que reciben el nombre de nefronas; un conjunto de vasos sanguíneos que filtran la sangre y forman la orina. Cada uno de ellos de los nefrones se compone de 3 partes.

  • Glomérulo de Malpighi: una estructura de forma esférica que se hace cargo de tomar el líquido de la sangre.
  • Cápsula de Bowman: una cápsula con doble membrana en cuyo centro se aloja el glomérulo de Malpighi.
  • Tóbulo renal: se conoce como tal a la continuación de la cápsula de Bowman.

Vías excretoras

Las vías excretoras son tres: uréteres, vejiga y uretra. Explicamos todo sobre ellas ahora.

Uréteres

Los uréteres son 2 cilindros largos que empiezan en la pelvis nefrítico y alcanzan la vejiga. Se componen de fibra muscular y epitelio mucoso, como un conjunto de terminaciones nerviosas; podemos destacar que estas terminaciones inquietas son altamente sensibles al dolor, de manera que cuando se obstruyen, el dolor que se siente es intensísimo. Su primordial función es la de regular el funcionamiento del sistema excretor, produciendo contracciones que impulsan la orina cara la vejiga de forma continua.

Vejiga

Es el órgano más conocido por todos del aparato excretor; su interior está hueco, de manera que sirve para guardar la produce que se genera en los riñones; una vez en la vejiga, se suprime del cuerpo por medio de la uretra. En líneas generales, su capacidad es de 1 litro aproximadamente; sin embargo, la sensación de llenado, esto es, las ganas de mear, brotan desde los cuatrocientos o bien quinientos centímetros cúbicos.

Uretra

Se conoce como uretra al conducto a través de el que se suprime la orina cara el exterior. Tiene forma tubular y cuenta con 2 esfínteres en su comienzo, encargados de supervisar el paso de la orina. En el caso de los hombres, la uretra asimismo cumple una función reproductora. En lo que se refiere a las mujeres, este conducto tiene entre tres y cuatro centímetros de longitud y su final está marcado por 2 labios menores.

Órganos y aparatos del sistema excretor

Estos órganos están formado por las glandulas sudoríparas y el aparato mingitorio. Para ahondar más en detalle, el sistema mingitorio es el responsable de procesar y excretar la orina, no son más que desechos del organismo. Y estos están formado por la uretra, la vejiga, los riñones y los uréteres.

¿De qué forma marcha el sistema excretor?

La orina

La orina es un líquido de color amarillo claro que se compone de agua en su mayoría, aparte de otros elementos como la urea. Se genera de forma continua en el riñón y se guarda en la vejiga; unas válvulas ubicadas en este órgano impiden que la orena recule a los uréteres.

De esta forma, cuando se alcanzan los cuatrocientos o bien quinientos centímetros cúbicos de llenado en la vejiga, dan inicio una serie de impulsos inquietos que producen el deSeo de mear. Ahora de manera voluntaria se abre el esfínter externo, dando de esta manera saluda a la orina al exterior; este proceso se llama micción.

En general un adulto suprime uno con cinco litros de orina cada veinticuatro horas. Sin embargo, esta cantidad cambia en función de una enorme selección de factores: tipo y cantidad de comestible y bebida ingeridos, sudoración…

Capacitación de la orina

Resulta interesante conocer la forma en la que se forma la orina. Puesto que bien, se trata de un proceso que consta de 3 grandes fases.

  • Filtración: primeramente la cápsula de Bowman se hace cargo de filtrar la sangre que llega a la nefrona; se filtran todas y cada una de las substancias excluyendo las moléculas y las células más grandes.
  • Reabsorción: el filtrado transcurre por los cilindros que componen la nefrona, donde tiene sitio una reabsorción de las substancias más ventajosas para el organismo, como de un sinnúmero de agua.
  • Secreción: todas y cada una de las substancias que no se han filtrado se segregan desde los pilíferos sanguíneos, consiguiendo de esta manera la orina. Una vez esta ya está formada, empieza a salir de la nefrona cara el uréter, lugar desde donde desciende a la vejiga.

Enfermedades más habituales del aparato mingitorio

Ahora señalamos cuáles son las enfermedades más usuales que afectan al aparato meadero.

Insuficiencia nefrítico

Como hemos señalado, una de las primordiales funciones de los riñones es la limpieza de la sangre, suprimiendo de esta forma los desechos y depirando el organismo. Sin embargo, si los riñones presentan cualquier clase de anomalía, no marchan apropiadamente, lo que da sitio a lo que es conocido como insuficiencia nefrítico; una afección parcialmente grave en tanto que se pueden amontonar toxinas en el organismo, como acrecentar la presión arterial.

Síntomas de la insuficiencia nefrítico

Los síntomas iniciales cuando los riñones empiezan a fallar son los siguientes: calambres musculares, insomnio, complejidad para respirar, hinchazón de pies y tobillos y inconvenientes al mear. Con respecto al tratamiento, los perjudicados por la insuficiencia nefrítico precisan de diálisis o bien trasplante de riñón.

Cistitis

Cistitis es una enfermedad del aparato excretor

Cistitis es como se conoce clínicamente a la inflamación de la vejiga. En la enorme mayoría de casos, dicha inflamación está provocada por una infección urinaria. Resulta una condición muy molesta, e inclusive dolorosa; el tratamiento en su primera fase es esencial puesto que en caso contrario la infección puede esparcirse a los riñones.

Síntomas de la cistitis

Los síntomas más frecuentes de la cistitis son los siguientes: necesidad de mear continuamente, sensación de ardor al miccionar, presencia de sangre en la orina, dolor y molestia en la zona de la pelvis y fiebre baja.

Nefritis

La nefritis es la inflamación de uno o bien los dos riñones; la causa en la enorme mayoría de los casos es una infección. Afecta de forma notable al funcionamiento de este órgano, reduciendo su función depuratoria. Si bien puede darse en personas de cualquier edad, la nefritis se presenta sobre todo en el sistema escretor de pequeños y jóvenes.

Síntomas de la Nefritis

Es esencial establecer el tratamiento conveniente para esta afección en su primera fase; en caso contrario puede dar sitio a nosologías nefríticos más graves.

Los síntomas que dejan advertir una nefritis son los siguientes: presencia de sangre en la orina, hipertensión arterial, malestar, dolores fuertes en la espalda, somnolencia y cansancio sin aparente razón y edemas.

Cálculo nefrítico

Los cálculos nefríticos son depósitos duros formados por minerales y sales, los que se desarrollan dentro de los riñones. Sus causas son variadísimas, y pueden formarse en cualquier zona de las vías urinarias, desde la vejiga hasta los riñones.

Síntomas de los cálculos nefríticos

Expulsar los cálculos nefríticos del organismo resulta bastante doloroso. Sin embargo, no ocasionan trastornos graves de salud si se diagnostican de forma conveniente. Advertir los cálculos nefríticos resulta parcialmente fácil puesto que los síntomas son muy claros: dolor que se extiende por el abdomen y la ingle, dolor al mear, náuseas, micciones de mayor frecuencia y fiebre.

Consejos para cuidar el sistema excretor

Consejos para cuidar el sistema excretor

Es fundamental cuidar el sistema excretor en tanto que cumple una función esencial para el buen funcionamiento del organismo: quitar todos y cada uno de los elementos tóxicos y líquidos que el cuerpo no precisa para marchar.

De esta forma, si este conjunto de órganos no se cuida apropiadamente, se pueden producir una enorme selección de nosologías.  Ahora señalamos una serie de consejos a tomar en consideración para cuidar este sistema.

Hidratación

  • Hidratación: tomar la suficiente cantidad de agua diariamente es fundamental; de esta forma, los riñones se sostienen hidratados y se ayuda en su funcionamiento. Lo idóneo es tomar 2 litros de agua diarios; se puede acompañar esta cantidad con el consumo de frutas y verduras, comestibles con una alta cantidad de agua.

Higiene

  • Higiene: evidentemente, sostener una buena higiene anatómico es esencial; es conveniente efectuar una exfoliación tanto anatómico como facial dos veces a la semana para suprimir las células fallecidas y de este modo favorecer la respiración de la piel. De esta forma se garantiza una adecuada segregación de líquidos.

Comestibles y bebidas saludables

  • Comestibles y bebidas: para cuidar los riñones, es conveniente eludir el consumo de bebidas alcohólicas y de comestibles picantes. Las carnes procesadas y los comestibles con alto contenido en sal tampoco son aconsejables.

Resguarda tu piel del sol

  • Sol: la piel es uno de los órganos que pertenece al sistema excretor. Es conveniente resguardarla de la exposición a los rayos UVA y UVB del sol.

Comestibles para cuidar los riñones en pequeños y adultos

Comestibles para cuidar los riñones

Los riñones son el órgano más esencial del sistema excretor. De este modo, hay una serie de comestibles que asisten en buena medida a cuidarlos y favorecer su funcionamiento.

La Remolacha

  • Un comestible con grandes propiedades diuréticas y desintoxicantes, que promueven la salud de los riñones merced a su alto contenido en potasio. Asimismo cuida la salud del hígado y de la vesícula biliar.

El Apio

  • Un comestible con un alto contenido en agua, sales minerales y nutrientes como la vitamina liposoluble de tipo E. Tiene propiedades diuréticas, de manera que ayuda a adecentar los riñones y de esta forma favorecer la supresión de líquidos y restos del organismo.

Las Fresas

  • Las fresas son una de las frutas más exquisitas que existen, y asimismo una de las que mejor cuidan de la salud nefrítico. Asisten a prevenir inflamaciones, limpiando los riñones de forma natural.

Los Berros

  • Los berros tienen propiedades diuréticas, de forma que asisten a eludir la capacitación de piedras en el riñón. Además de esto, favorecen la supresión de toxinas, luchando de forma natural la retención de líquidos.

Las Patatas

  • Son uno de los comestibles más ricos en nutrientes que existen merced a su alto contenido en potasio, magnesio, calcio y vitaminas B y C. Asisten a robustecer los riñones y combatir la capacitación de cálculos nefríticos.

Conclusión

El sistema excretor es fundamental en los sistemas del cuerpo humano en tanto que se hace cargo de suprimir todas y cada una aquellas substancias que el organismo ya no precisa una vez ha absorbido los nutrientes precisos para su funcionamiento.

Por ende, resulta fundamental cuidar apropiadamente el sistema excretor, siguiendo los consejos que hemos explicando y apostando por los comestibles que hemos señalado los que favorecen la función depuratoria de los riñones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *