Junts no descarta apurar el plazo ya antes de ungir a Aragonès

Prosigue el intercambio de documentos entre los negociadores sobre programa de gobierno y vías de coordinación La asamblea de este miércoles entre ERC y...

ÚLTIMOS POSTS

Se quedó atrapado en Tailandia por la pandemia y decidió empezar su negocio

KIN KON GOURMET nació en Junio del dos mil veinte en la urbe de Chiang Mai, Tailandia. El primordial producto es vegetales escabeche de aceite de oliva extra virgen (marinated pickles in olive oil). El emprendimiento gastronómico brotó casualmente, y del amor. Te recomendamos conocer esta alucinante historia…

Gastón Flageat, Ingeniero Industrial argentino de treinta y tres años de edad, oriundo de la ciudad de Buenos Aires, viajaba por Asia visitando el país nipón, Indonesia, Malasia, Singapur y al instante de llegar a Tailandia debió anular su viaje debido al COVID-diecinueve. Decidió quedarse en el «país de las sonrisas» hasta tanto hubiese un panorama más claro de de qué manera volver a Argentina y de qué forma, y por ese motivo escogió la urbe de Chiang Mai.

Al llegar a Chiang Mai logró alojamiento en un hotel en las afueras de la urbe, Amaravati Wellness Center, el que ofrecía una renta muy barata a los extranjeros que habían quedado encallados.

Es en este hotel donde conoce a quién entonces sería su novia, Mappy (Tailandesa, de treinta y seis años de edad, adiestradora de ventas) y con quién acabaría formando la marca KIN KON GOURMET.

Historia de KIN KON GOURMET

Resulta que Gastón hizo un día la receta «familiar» de Berenjenas en escabeche a fin de que sus amigos y huéspedes prueben. Su novia Mappy le había comentado que deseaba comer más vegetales para poder reducir su «panzita» y eso fue el motor para esta idea. Por sorpresa a muchos de ellos les encantó y le solicitaron que por favor hiciese ciertos jarrones más, y que estarían prestos a adquirirlos.

En ese entonces el hotel organizaba un mercado «indie» (abierto a la comunidad y donde se pueden lograr platos habituales tailandeses, como adquiere y venta de artículos nuevos y de segunda mano) y lo invitaron a Gastón para ofrecer sus Berenjenas en escabeche.

Todavía habiendo estado cerca de tres meses en Tailandia, no había sido suficiente tiempo a fin de que Gastón comprenda sobre el idioma Tailandés, y le había llamado la atención que en múltiples ocasiones escuchaba que la gente afirmaba algo como «KING KONG», refiriéndose a el alimento. En Tailandés, «KIN KON» significa «comé primero» o bien «comamos primero», con lo que decidió seleccionar este nombre para su primer prueba de escabeche. Su hermana Chloé Flageat, lo asistió de forma on line a diseñar el logotipo de KIN KON, el que es una cara de un Gorila, con una corona y que deja de forma rápida conectar el nombre de la marca con el conocido gorila KING KONG.

KIN KON GOURMET

El día veinte de junio del dos mil veinte, en la feria INDIE de Amaravati Wellness Center, se ofrecieron y vendieron los primeros jarrones de Berenjenas en escabeche KIN KON.

Después del éxito y los comentarios de muchos de los que visitaron la feria, decidieron ir a otras ferias para probar la venta en lugares más frecuentados.

Desde aquel entonces y en ocho meses, KIN KON GOURMET participa de cinco ferias diferentes en la urbe de Chiang Mai, abrió su local propio en el shopping Central Aiport Plaza, y vendió más de cuatro mil jarrones de escabeche. A la data tiene más de veinte recetas diferentes, las que se fundamentan en ingredientes «clásicos» como berenjenas, pepino nipón, zuccini, tomates secos, aceitunas negras, hongos, y otros ingredientes autóctonos de Tailandia de qué forma Okra, Malakeeno, Cape GooseBerries, entre otros muchos.

Comenzó un negocio en la pandemia

Últimamente, formaron una compañía y certificaron su producción frente al FDA para poder de esta manera ofrecer sus productos en supermercados que tengan alcance en todo el país.

Planean a futuro poder preparar KIN KON para exportar y de esta forma poder llegar a otros países vecinos como; Malasia, Singapur, China, Indonesia, entre otros muchos.

KIN KON es un caso de que se puede hacer emprendimientos originales, en los lugares menos pensados, y bajo circunstancias nuevas donde pueden vivirse como crisis o bien como una nueva ocasión. Gastón está probando que productos que existen pueden ser un buen negocio en lugares donde son «novedad».

Creó un negocio en la pandemia

Si deseas conocer más sobre este emprendimiento, puedes visitar su sitio o bien proseguirlos en Instagram y Fb.

Latest Posts

MÁS VISTOS