ÚLTIMOS POSTS

Sanidad estudia si vacunar con Janssen a menores de sesenta y colectivos frágiles

  • Comunidades como Catalunya aseguran que emplear la inyección monodosis podría ser «realmente útil»

La Comisión de Salud Pública, dependiente del Ministerio de Sanidad, discutirá si ampliar el empleo de la vacuna Janssen a la franja de personas de entre cincuenta y cincuenta y nueve años, como a colectivos frágiles social o bien a nivel económico, entre aquéllos que se incluirían personas sin hogar, temporeros o bien inmigrantes en situación administrativa irregular.

La resolución va a tener sitio a lo largo de una asamblea entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades, que se han reunido este martes para examinar la nueva estrategia para lograr la inmunidad de rebaño, en la que asimismo se abre la puerta a vacunar a embarazadas, madres lactantes y adolescentes.

Comunidades como Catalunya ya han dado su apoyo a esta medida para apresurar la vacunación . «Tiene ventajas en lo que se refiere a que solo es una dosis, se conserva en la nevera -con lo que se puede mover de manera fácil- y el periodo de caducidad es largo«, ha asegurado la encargada de vacunación catalana, Carmen Cabeza.

Nueva estrategia de vacunación

Además de intentar reducir la franja de edad a la que va a ir dirigida Janssen, la comisión reunida este martes por la tarde asimismo plantea emplear la vacuna monodosis en colectivos frágiles desde cierto punto social, económico o bien laboral. En este conjunto se incluirían tanto a personas sin hogar, inmigrantes en situación administrativa irregular o bien temporeros, un campo que está padeciendo fuertemente el coronavirus.

También, se incluirá a personas de bastante difícil captación o bien que por determinadas circunstancias personales o bien laborales sean calificados como «bastante difíciles de vacunar». Entre este conjunto asimismo se hallan trabajadores del mar que se pasan largas temporadas embarcados, personas con grandes dependencias, autismo profundo o bien enfermedades mentales con mucha agitación, como cooperantes que se desplacen en misión a países de alto peligro o bien personas que por razones justificadas no se vayan a hallar en España en las datas de la segunda dosis.

Embarazadas y pequeños

La Comisión de Salud Pública discute por vez primera sobre la vacunación a las mujeres embarazadas y a las que han dado a luz últimamente y aún se hallan en periodo de lactancia. Sobre esta últimas, se recomienda administrarles las vacunas Pfizer o bien Moderna cuando les corresponda conforme el conjunto de priorización al que pertenezcan.

La propuesta asimismo menciona por vez primera a los adolescentes y preadolescentes, a los que «no se priorizarán ahora». Y es que los datos epidemiológicos muestran que las personas que se hallan entre los treinta y nueve y los cincuenta y nueve tienen un mayor peligro de hospitalización y muerte que los jóvenes.

No obstante, una vez se apruebe Pfizer para esta franja, se planteará vacunar a los mayores de doce años con condiciones de altísimo peligro o bien en situación de gran dependencia, como aquellos que se hallen ingresados en centros educativos singular, centros tutelados o bien de personas con discapacidad intelectual.

Otra de las novedades que examinan es la de crear ya el conjunto de población general de cuarenta a cuarenta y nueve años, para los que se usarán las vacunas que se consideren conforme su disponibilidad, el contexto de la pandemia y de las patentizas.

AstraZeneca a la deriva

Noticias relacionadas

Con respecto a la segunda dosis de AstraZeneca a menores de sesenta que recibieron un primer pinchazo, la Comisión recuerda que se acordó prolongar la separación entre vacunas hasta las dieciseis semanas -previamente eran doce- hasta contar con más información y ya antes de decidir si se proseguirá inmunizando a este conjunto con AstraZeneca o bien con Pfizer, como se estudia. Conforme esta ampliación de la pauta entre dosis, los previamente usuarios de AstraZeneca deberían percibir la segunda inyección a fines de mes, desde el veinticuatro de mayo.

No obstante, una vez se tome la resolución de de qué forma se acabará la inmunización de este colectivo, la Comisión plantea reanudar el intervalo al previamente estipulado, de «diez a doce semanas, preferentemente doce». En todo caso, por el momento se descarta continuar administrando AstraZeneca de forma voluntaria entre aquéllos que ya hayan sido vacunados con la primera dosis, como han insistido múltiples comunidades (como Andalucía).

Latest Posts

MÁS VISTOS