Daniela Innecco
Salud

Sabor Amargo en la Boca

Apreciar un sabor amargo en la boca y sequedad es bastante usual. El día de hoy vamos a ver las diferentes causas que lo provocan, como los mejores antídotos caseros para eludir este desapacible sabor.

Cualquier cambio en nuestra saliva, aliento o bien sabor de la boca puede ser una señal de que algo no marcha bien con nuestra salud. Sentir un sabor amargo en la boca puede acostumbra a ser un síntoma asociado generalmente a enfermedades gástricas, no obstante, ciertas condiciones hepáticas y bucales asimismo pueden ocasionarlo.

¿Tienes la boca amarga?

Bastantes personas acostumbran a presentar una boca seca y amarga al despertarse o bien tras comer como un síntoma temporal, al paso que otras acostumbran a tener esta molestia de manera permanente. En cualquiera de los casos es esencial asistir al médico para conseguir un diagnóstico y tratamiento conveniente. Si te has preguntado alguna vez por qué razón se genera el sabor amargo en la boca te recomendamos descubrir la contestación en el presente artículo de eSalud.

Causas del sabor amargo en la boca

Atento a las posibles causas de tener la boca con sabor amargura, así sea en instantes puntuales del día, o bien a lo largo de todo el día. En lugares concretos como con el paladar amargo, o bien la lengua amarga, o bien específicamente toda la boca.

Bacterias bucales

En la cavidad bucal se alojan un sinfín de bacterias que a diario removemos a través del cepillado bucal, la seda bucal y el enjuague bucal. Una limpieza deficiente puede ocasionar que las bacterias se amontonen de forma excesiva en los dientes y encías ocasionando enfermedades como la caries profunda o bien la piorrea (inflamación de las encías).

¿Por qué razón tengo la boca amarga?

Las bacterias se nutren del azúcar de los comestibles, por tal razón es tan esencial cepillarse los dientes tras cada comida y emplear la seda bucal para remover los restos que se hallan en lugares más difíciles. En el momento en que una persona padece de enfermedad periodontal como la piorrea o bien la periodontitis sus encías acostumbran a sangrar, lo que produce un sabor amargo en la boca y mal aliento. Visitar al dentista una vez por año es imprescindible para conservar la salud bucal.

Indigestión o bien dispepsia

Indigestión y sabor amargo en la boca

Cuando la digestión no se genera apropiadamente, el sabor amargo en la boca tras comer es una de las primeras señales. Advertir si esta es la causa de tu malestar es sencillísimo, puesto que la indigestión causa síntomas más esenciales como náuseas, acidez, dolor en la boca del estómago, diarrea y hasta reflujo.

Cuando la indigestión es incesante merece la pena comprobar nuestros hábitos alimentarios, puesto que las comidas rocas en grasa y almidón son las más bastante difíciles de digerir. De igual modo es conveniente marcar una cita con el gastroenterólogo para descartar otra serie de afecciones que estén ocasionando dispepsia, como la gastritis o bien úlceras estomacales.

Reflujo gastroesofágico

El alimento pasa de la boca al estómago a través del esófago y en tal canal se halla una válvula o bien esfínter que marcha como una suerte de tapón para impedir que el contenido del estómago se devuelva cara la boca. Este esfínter es un músculo que habitualmente acostumbra a dañarse y deja de cerrar adecuadamente, dejando que los ácidos estomacales salgan cara la boca y ocasionen lo que conocemos como reflujo gástrico.

¿Por qué razón se pone la boca amarga?

Esta condición es común en personas con sobrepeso y mujeres embarazadas y entre sus primordiales síntomas se halla acidez, tos, mucosidad en la garganta, sensación de que hay algo atascado en la garganta y sabor extraño en la boca. Para diagnosticar esta enfermedad es preciso ser examinado por un gastroenterólogo.

Enfermedades hepáticas

El hígado es uno de los órganos más esenciales del cuerpo humano, puesto que es el encargado de depurar las toxinas que se amontonan en el organismo procedentes de los comestibles, razón por la que es esencial tener una alimentación sana para conservar el buen funcionamiento hepático.

Las comidas ricas en azúcar, el alcohol, las grasas sobresaturadas y los comestibles procesados acostumbran a afectar la salud del hígado eludiendo que el órgano pueda depurar tantas toxinas y, por consiguiente, facilitando la acumulación de exactamente las mismas. Acidez, pesadez estomacal tras comer, fatiga, boca amarga y cambios en las heces son ciertos síntomas que pueden estar señalando que el hígado no está marchando adecuadamente o bien está inflamado.

Entre las condiciones hepáticas asociadas a estos síntomas se halla el hígado graso y, básicamente, la ictericia.

La sinusitis asimismo es un síntoma del sabor amargo en la boca

La sinusitis y el sabor de boca

La sinusitis es la inflamación del tejido que cubre los senos paranasales a raíz de un virus, hongo o bien infección. Cuando la abertura nasal se bloquea producto de la inflamación de las membranas el moco no puede salir adecuadamente y empieza a acumularse y a descender cara la garganta ocasionando mucosidad en la laringe y sabor amargo en la boca.

Infecciones respiratorias y un tabique nasal desviado son las primordiales causas de la sinusitis. En el caso de tener tabique desviado va a ser preciso corregir el inconveniente en intervención quirúrgica. Cuando la sinusitis es ocasionada por infección, el consumo de antibióticos y fármacos aliviantes es esencial para tratar la afección.

Otras causas del amargor en la boca

  • Enfermedades como la diabetes, ictericia, cáncer y también insuficiencia nefrítico hacen a una persona más propensa a padecer sabor de amargura en la boca.
  • La intoxicación con metales como el plomo, cobre y mercurio causa sabor amargo en la boca.
  • Otra de las razones por las cuales se puede sentir sabor amargo en la boca es el consumo de fármacos como los antibióticos, antidepresivos y vitaminas prenatales.
  • En el caso de la mujer, tener la boca amarga puede estar asociado a una perturbación hormonal debido al incremento en la producción de estrógenos a lo largo de la regla o bien el embarazo.
  • Cualquier situación extrema de agobio puede llegar a secar tanto la boca que acaba generando sabor amargo.

De qué manera tratar la boca amarga

Tener sabor amargo en la boca a lo largo de bastante tiempo puede transformarse en una molestia bastante desapacible, no obstante, para combatir este síntoma es esencial asistir al médico a fin de que realice un chequeo pormenorizado de nuestra salud y ofrezca un diagnóstico que deje dar con el tratamiento ideal.

Viendo que el sabor amargo en la boca es un síntoma asociado a múltiples afecciones, es muy posible que el especialista médico ordene la realización de una analítica sanguínea para revisar que todo esté en la normalidad.

Asimismo va a hacer un cuestionario con preguntas relacionadas con la salud estomacal, bucal y con los hábitos alimentarios. Lo más esencial es que al instante de asistir al médico se miente cualquier otro síntoma o bien malestar que pueda estar vinculado con el sabor amargo de la boca, puesto que de esta manera el médico va a tener más claro el camino a continuar.

Antídotos caseros para el sabor amargo en la boca

Antídotos caseros para el sabor amargo en la boca

  • Desintoxicar el cuerpo para alentar el inmejorable funcionamiento del hígado, el estómago y los riñones es de mucha ayuda para prosperar la digestión y la supresión de toxinas. Para esto, puedes comer un diente de ajo crudo en ayunas o bien tomar al despertarte un vaso de agua templada con limón.
  • Las bebidas depuratorias asisten a liberar toxinas de forma eficiente. Prueba acompañar tu cena con un jugo de remolacha, apio, limón, berro y zanahoria, ¡sin azúcar!
  • Prosperar tus hábitos alimentarios es indudablemente la mejor resolución que puedes tomar para asistir al funcionamiento de todo tu cuerpo, mas sobre todo de tu sistema gastrointestinal. Come en todas y cada una de las comidas una porción de proteína, una de hidrato de carbono y una de vegetales, cocina tus comestibles a la plancha, al horno o bien al vapor y prefiere las carnes magras como el pollo, el pavo y el pescado. Reducir el consumo de grasas, azúcares, harinas y almidón es esencial para desintoxicar el cuerpo.
  • Cepilla tus dientes un par de veces al día, emplea seda bucal y no te brinques el enjuague bucal. La salud de tus dientes y encías es esencial para tener un sabor de boca normal y un aliento saludable.
  • Hidrátate apropiadamente a fin de que el estómago, el hígado y los riñones trabajen de forma cómoda. Tomar dos litros de agua diarios te va a ayudar a quitar ese sabor.
  • Consume frutas cítricas para alentar la producción de saliva y calmar el sabor amargo en la boca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *