La Alhambra
Motor

¿Qué ver y hacer en Granada? Lugares que te van a hacer regresar

¿Pensando en escaparte a la capital granadina? En Goodyear te invitamos a qué ver y hacer en Granada. Descubre los lugares que te van a hacer volver

Granada es uno de esos lugares mágicos que cualquier persona debería visitar algunas veces para gozar de todo cuanto la capital de la Alhambra debe ofrecer. Pues sí, este monumento nazarí es una maravilla mundial y es conocido en todo el planeta, mas la urbe tiene tanto que ofrecer que es imposible degustar de ello en un fin de semana. Si deseas saber qué ver y qué hacer en Granada.

La Alhambra

Ninguna visita a Granada puede empezar por otro sitio que no sea la Alhambra, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco desde mil novecientos ochenta y cuatro. Un sitio que mezcla una belleza sin parangón con la armonía que da las fuentes de agua que se reparten por todo el complejo. La Alhambra, tal como el día de hoy la conocemos, empezó a construirse en el siglo XIII y del que se preservan muchos de sus mayores encantos.

El Patio de los Leones, la Alcazaba, los Palacios Nazaríes, el Partal, el Palacio de Carlos V, el Generalife, la Puerta de la Justicia… Cualquiera que desee visitar la Alhambra va a poder pasar en su interior un día sin inconveniente y no va a haber podido ver, ni de lejos, todos y cada uno de los rincones que oculta este mágico sitio. Eso sí, es indispensable reservar la entrada con cierta antelación puesto que el número de visitantes diario es limitado.

El Sacromonte y el flamenco

Otro de los distritos que hay que visitar en cualquier visita a Granada es el Sacromonte. Es el distrito gitano por antonomasia y, además de esto, una de las cunas del flamenco en este país. Las grutas en las que en el pasado vivían las familias son el día de hoy, habitualmente, bares y tablaos flamencos que reúnen tanto a granadinos como a turistas. Una zona de la urbe que hay que gozar de día y a la noche y desde la que se logran fantásticas vistas de la capital nazarí.

Si el Albaicín es el distrito árabe por antonomasia y el Sacromonte el distrito gitano, no podemos parar de visitar el Reajejo, la vieja aljama de la urbe. Perderse por esas calles angostas y enrevesadas es esencial para quienes desean comprender la historia de Granada. Indispensable llegar hasta el Campo del Príncipe, una plaza que se edificó en mil cuatrocientos noventa y siete sobre el viejo camposanto musulmán para festejar la boda de Juan de Aragón, el hijo de los Reyes Católicos.

El Albaicín y los miradores a la Alhambra

El distrito del Albaicín es el más viejo de toda la urbe, puesto que fue levantado en tiempos de los árabes y, en verdad, existen muchos restos que recuerdan la repercusión de la temporada nazarí. Las Torres de Alhacaba, la Muralla Ziri, el Arco de las Pesas o bien el Palacio de Dar al-Horra son ciertas visitas indispensables en el Albaicín.

Mas, además de esto, cualquier visita a Granada debe pasar por un sitio muy preciso: el Mirador de San Nicolás. Perderse por los callejones del distrito para llegar hasta este sitio es una exquisita forma de conocer el distrito para poder recrearse después con las mejores vistas de la Alhambra que hallarás. Aun Bill Clinton, que visitó Granada en mil novecientos noventa y siete siendo presidente de U.S.A., pasó por este mirador al lado de su mujer Hillary.

Albaicin

El lujo de ir de tapas por Granada

Mas si Granada tiene historia para completar libros y libros de historia y arte, quienes visitan esta urbe siempre y en todo momento se cuidan de reservar un hueco para otra de las tradiciones que hay que cumplir en la capital nazarí: ir de tapeo https://kilometrosquecuentan.com/tapas-granada/. En esta urbe, la tapa es una religión por el hecho de que con cada consumición está incluyendo una rica tapa de lo más variado.

Tanto en los bares del centro como en los del renombrado distrito de La Chana hallarás modernos bares y viejas tascas en las que gozar del arte del tapeo. En ciertos lugares vas a poder seleccionar la tapa, mientras que en otros va a ser el camarero el que te la asigne de manera directa. Fuere como fuere, tomar un refresco, un vino o bien una cerveza acompañada de un buen embutido o bien de ciertas habituales tapas granadinas es una de esas costumbres que no se pueden perder.

Granada es la Alhambra, mas asimismo el Albaicín y el flamenco en el Sacromonte, la Catedral y los baños árabes, las tapas del centro y del distrito de La Chana. Ahora que sabes qué ver y qué hacer en Granada, prepara una buena excursión a una de las urbes más bonitas del planeta. Granada tiene mucho que ver y que gozar y es uno de esos lugares que, si bien lo visites de año en año, siempre y en todo momento descubrirás algo nuevo, una esquina singular que haga que tu viaje valga la pena.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *