Dirigir un dispositivo iOS con DearMob Iphone Mánager
Motor

¿qué turismo debo adquirirme en dos mil diecinueve?

La polémica está en la calle. Son cada vez más las trabas que las distintas administraciones ponen a la circulación de los turismos con motores de combustión tradicionales, o sea, los de gasolina y diesel o bien gasoil. En verdad, España ha prohibido su venta desde dos mil cuarenta y su circulación total para dos mil cincuenta. Semeja que es una data lejanísima mas te aseguramos que está a la vuelta de el rincón. De ahí que, saber qué otras alternativas tenemos es esencial y acá aparecen las 2 mejores opciones: vehículos híbridos o bien turismos eléctricos.

Híbridos vs Eléctricos

La primera cosa que has de saber es qué diferencia existe entre los vehículos eléctricos y los híbridos, pues no todo el planeta lo conoce. En los vehículos que son cien por ciento eléctricos hay uno o bien múltiples motores que utilizan la energía guardada en baterías recargables y la convierten en movimiento. En el caso de los híbridos, existen 2 géneros de motores en el vehículo: uno tradicional de combustión y otro eléctrico que está alimentado por baterías.

Con esas diferencias, ¿es mejor un vehículo híbrido o bien uno eléctrico? No es una pregunta simple de contestar y va a tener mucho que ver con la necesidad que cada uno de ellos tengamos de nuestro vehículo. No va a ser lo mismo el usuario que va y viene al trabajo día a día y con cuarenta o cincuenta quilómetros de autonomía tiene suficiente, que aquel que hace largos viajes de forma frecuente y precisa recargar su vehículo habitualmente.

Estación de turismos eléctricos

Ventajas y desventajas de los turismos eléctricos

Adquirir un vehículo eléctrico cien por ciento significa no lanzar ningún género de emisión a la atmosfera. Es el vehículo más limpio del mercado y eso te lo agradecerá tu municipio permitiéndote circular por prácticamente todos los lugares de la urbe y también, aun, aparcando sin costo en la enorme mayoría de lugares destinados a ese fin.

El mantenimiento es más asequible que el de los turismos de combustión tradicional y los híbridos, esencialmente pues los motores eléctricos tienen muchos menos componentes que el resto. Apenas va a haber que gastar dinero en comprobar frenos, filtros de aire y neumáticos. Otra cosa es el tema de las baterías: las de nueva generación pueden recargarse unas tres mil veces, con lo que cuando se acabe su vida útil va a haber que mudarlas. Y su costo, en la actualidad, no es nada barato: en torno a diez.000 euros.

El consumo es la mayor ventaja de tener un turismo eléctrico. Hacer cien quilómetros va a costar, en dependencia de la tarifa eléctrica que tengamos, una media de uno con cinco euros, una baratija si lo equiparamos con los ocho-diez euros más o menos que cuesta hacerlo con un turismo medio gasoil o bien gasolina. La eficacia energética de los motores eléctricos es la otra gran ventaja de estos vehículos puesto que prácticamente ronda el noventa por ciento . Interminablemente más que los de combustión tradicionales que se ubican entre el veinticinco y el cuarenta por ciento . No obstante, cuando llega la hora de examinar la autonomía de estos automóviles es cuando encontramos con la piedra en el zapato. A pesar de los grandes avances sufridos en los últimos tiempos, los automóviles eléctricos apenas superan los trescientos o cuatrocientos quilómetros de autonomía como máximo, lo que limita en extremo los desplazamientos con este género de vehículos. Si los utilizamos para ir al trabajo, llevar a los pequeños al instituto o bien recorridos parcialmente cortos, es el turismo ideal para nosotros. Mas si hacemos desplazamientos largos frecuentemente, vamos a tener un inconveniente hasta el momento en que no esté instalada y en funcionamiento una red nacional de electrolineras.

Ventajas y desventajas de los turismos híbridos

Los turismos híbridos tienen 2 opciones: enchufables o bien no. Los primeros se pueden recargar enchufándolos a una red eléctrica, como los vehículos eléctricos, mientras que los segundos se auto recargan con los sistemas que lleva incorporados el vehículo, como el de frenado. La mayor ventaja es que pueden marchar una media de cincuenta quilómetros en modo completamente eléctrico, con lo que si los movimientos son solo por la urbe, no va a gastar gasolina.

Una vez agotadas las baterías eléctricas, el turismo usará el motor de combustión con total normalidad. Lo mejor es que, si salimos a la carretera, podemos hacer viajes largos sin inconveniente, puesto que podemos repostar en cualquier estación de servicio, al revés que en los vehículos eléctricos. El gasto en urbe siempre y en toda circunstancia va a ser menor que el de los automóviles con motor de combustión, mientras que en carretera va a ser afín.

Otra de los beneficios de los vehículos híbridos es que son bajos en emisiones, si bien no tanto como los eléctricos. Eso deja que asimismo tengan múltiples ayudas por la parte de los municipios, tanto en las zonas del centro de la urbe a las que pueden acceder, como en las plazas de parking que pueden emplear gratis o bien con grandes descuentos.

La mayor desventaja de los turismos híbridos es que, aún, su costo es entre cinco mil y diez.000 euros superior a sus automóviles equivalentes con motor de gasolina. Y asimismo, que hay que agregar el costo del punto de recarga, da lo mismo que se trate de un garaje privado o bien comunitario.

¿Adquirir un vehículo eléctrico o bien híbrido? La contestación la tiene las necesidades del comprador y de ellas van a depender su resolución final.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *