Dirigir un dispositivo iOS con DearMob Iphone Mánager
Salud

¿Qué es la lactosa y qué comestibles la poseen?

Se llama lactosa al azúcar que se halla presente en la leche de todos y cada uno de los mamíferos. Desde el punto de vista técnico, se trata de un disacárido compuesto por 2 moléculas: glucosa y galactosa. Cuando la consumimos por medio de los comestibles pasa al intestino, donde es absorbida por el torrente sanguíneo y aprovechada por el organismo a fin de que las células funcionen adecuadamente.

¿Qué es la lactosa y por qué razón es esencial?

La lactosa es el primordial azúcar de origen natural, presente tanto en la leche como en los productos lácteos. Está formada por glucosa y galactosa. Los dos son azúcares simples que el cuerpo usa para conseguir energía tanto física como mental. Es la enzima lactasa la encargada de desarticular la lactosa en glucosa y galactasa. Aunque es verdad que la glucosa se puede hallar en diferentes comestibles, la galactosa solamente está presente en la lactosa.

Hay una serie de razones por las que la lactosa resulta una substancia esencial para el buen funcionamiento del organismo. Por una parte, es la primordial fuente de energía a lo largo del primer año de vida de los bebés. Provee cerca del cincuenta por ciento de la energía que requieren los más pequeños.

Además de esto, es una molécula que atraviesa las membranas del cuerpo de forma sencillísima, de forma que alcanza los órganos de forma veloz. Una vez la lactosa se rompe por la acción de la enzima lactasa y se fermenta en el colon, medran las bifidobacterias, fundamentales para un desarrollo saludable de la vegetación intestinal.

Y, para finalizar, la lactosa tiene un papel clave en la capacitación de substancias esenciales para el sistema inmune. Es por este motivo que tiene un papel vital en el desarrollo tanto de pequeños como de adultos.

¿Qué es la lactasa?

Se conoce como lactasa a una enzima producida en la mucosa intestinal. Muestra una enorme vulnerabilidad frente a las agresiones, de tal modo que el organismo puede dejar de generarla de forma temporal o bien permanente. Su primordial función es la de desarticular el azúcar que se halla presente en la leche, formando de esta manera sitio a la galactosa y a la glucosa.

Sin embargo, la insuficiencia de esta enzima es la primordial razón por la que una persona desarrolla intolerancia a la lactosa. Cuando el organismo no genera la cantidad suficiente de lactasa, la lactosa permanente en el intestino, de tal modo que termina siendo fermentada por las bacterias intestinales.

Dicha fermentación da sitio a una serie de síntomas relacionados con la intolerancia a la lactosa: náuseas, hinchazón abdominal, diarrea, dolores abdominales, gases y vómitos.

Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa

Se calcula que el setenta por ciento de la población a nivel del mundo es intolerante a la lactosa. A fin de que el organismo pueda absorber la lactosa es esencial que esta sea extendida. ¿Qué es lo que desea decir esto? Que las moléculas de glucosa y galactosa se dividan, de forma que se absorban separadamente. A fin de que se genere este desdoblamiento debe intervenir una enzima llamada lactasa.

Las personas que padecen intolerancia a la lactosa no producen dicha enzima, o bien si lo hacen, no en la cantidad suficiente para extender la lactosa.

Cuando el intestino delgado no es capaz de absorber la lactosa, pasa al intestino grueso. Una vez allá, las bacterias de la vegetación intestinal del colon tratan de fermentarla, dando sitio a una serie de síntomas: flatulencias, diarreas, hinchazón, e inclusive espasmos y vómitos en los casos más graves.

Origen de la intolerancia a la lactosa

Tal como apuntan estudios recientes, la intolerancia a la lactosa ya existía hace cinco mil años. De este modo, los habitantes del Neolítico, la Edad de Bronce y la Edad de Hierro adoptaron prácticas agrícolas, dando sitio a abundantes cambios genéticos.

Los científicos apuntan que las personas somos mamíferos listos para nutrirnos de leche materna a lo largo de nuestra niñez. Por tanto, lo más frecuente es que este inconveniente no se presente hasta cumplidos los 5 años de edad.

Causas de la intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es parcialmente común en bebés prematuros. Aquellos bebés nacidos a término no acostumbran a enseñar los primeros síntomas de este inconveniente hasta el momento en que cumplen los 3 años de edad. Por norma general, los primeros rastros empiezan a lo 5 años de edad, cuando el organismo deja de productor lactasa.

Hay una serie de factores de peligro que es esencial resaltar.

  • Edad: la intolerancia a la lactosa se presenta en general a lo largo de la edad adulta.
  • Raza: este inconveniente es más usual en personas de raza negra, asiática o bien hispana.
  • Bebés prematuros: aquellos bebés nacidos ya antes de término asimismo pueden tener niveles bajos de lactasa puesto que el intestino delgado no genera células productoras de lactasa hasta finales del tercer trimestre.
  • Enfermedades del intestino delgado: ciertos trastornos, como la celiaquía o bien la enfermedad de Crohn, asimismo pueden ocasionar intolerancia a esta molécula.
  • Tratamientos: ciertos tratamientos oncológicos, como la radioterapia o bien la quimioterapia, aumentan el peligro de padecer este inconveniente.

Intolerancia a la lactosa y alergia a la leche

Hay quienes estiman que la intolerancia a la lactosa y la alergia a la leche significan lo mismo. Mas realmente no es de este modo. En el momento en que una persona padece alergia a la leche, quiere decir que las proteínas presentes en la leche de vaca, sobre todo la caseína, provocan una determinada contestación en el sistema inmune. En la enorme mayoría de casos dicha contestación da sitio a diferentes síntomas cutáneos, como urticarias o bien enrojecimiento.

Aquellas personas que son alérgicas a la leche no pueden tomar ningún género de producto lácteo, si bien sea sin lactosa. Por tanto, deben decantarse por el consumo de leches vegetales, de soja o bien arroz, por servirnos de un ejemplo.

¿Qué comestibles son ricos en lactosa?

Qué comestibles son ricos en lactosa

Los comestibles que poseen altas cantidades de lactosa se dividen en 3 grandes categorías.

  • Leche de mamífero: por un lato, todos los que poseen leche de un animal mamífero, como la vaca, la cabra o bien la oveja.
  • Derivados de la leche: los derivados de la leche, como el queso, nata, mantequilla, youghourt o bien leche evaporada, asimismo poseen esta substancia.
  • Comestibles elaborados con leche: y, finalmente, aquellos comestibles en cuya preparación se emplea la leche como ingrediente: cremas, postres, salsas, helados, etcétera

Otros comestibles que tienen lactosa

Cuando charlamos de comestibles ricos en lactosa, de forma automática pensamos en productos lácteos. Sin embargo, hay muchos otros que tienen lactosa, si bien verdaderamente no lo parezca.

  • Preparados cárnicos: toda la carne envasada, como carne picada o bien hamburguesas, llevan lactosa como conservante.
  • Embutidos: de la misma forma, los embutidos asimismo poseen lactosa.
  • Aperitivos: en lo que se refiere a los temtempiés, sobre todo aquellas patatas de bolsa con sabores añadidos, a mostaza o bien jamón, por poner un ejemplo, asimismo poseen esta substancia.
  • Panes: con respecto a los panes, aquellos que llevan lactosa en su composición son los envasados, como los dispuestos para hamburguesas o bien perros calientes.
  • Licores: si bien no bastantes personas lo sepan, en ciertas bebidas alcohólicas, como el ron, la ginebra o bien el whisky, se agrega lactosa a lo largo del proceso de destilado.
  • Medicamentos: y, finalmente, los fármacos tipo comprimidos, como antinflamatorios, antidepresivos y antibióticos, poseen lactosa a fin de que preserven mejor sus propiedades.

Leche sin lactosa

Fue en el año dos mil seis cuando se comercializó la primera leche sin lactosa en España. Desde ese momento, casi todas las fabricadoras han sumado este género de leche a su cartera de productos.

Hoy, aparte de la leche, se pueden hallar muchos otros productos lácteos sin lactosa en el mercado: batidos, youghourts, flanes, mantequillas, natas, etcétera

Son comestibles cien por ciento seguros, con un cauteloso proceso de preparación. Agregan lactasa al producto de forma artificial a fin de que extienda la lactosa. Así, los productos lácteos no poseen lactosa, sino más bien glucosa y galactosa separadamente. Los dos son azúcares que el organismo, aun de quienes presentan intolerancia a la lactosa, puede digerir sin inconveniente.

Es esencial apuntar que estos comestibles sostienen íntegros todos y cada uno de los nutrientes del producto original. Además de esto, al agregar la lactasa, resultan considerablemente más simples de digerir, no solo para los intolerantes a la lactosa, sino más bien para todo el planeta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *