Sociedad

¿Qué es el implante capilar y por qué Turquía es el mejor lugar para realizarlo?

Uno de los problemas de mayor gravedad en lo que al cuidado del cabello se refiere es la alopecia o pérdida del cabello. Un problema que puede estar asociado a un sinfín de malos hábitos o características hereditarias, pero que suele traer como consecuencia inevitable a la calvicie. El implante capilar es el procedimiento estético encargado de combatir ese problema que cada vez afecta a más personas.

Cada vez son más las personas que deciden acudir a clínicas especializadas, certificadas, modernas y reconocidas en toda Europa para realizar un trasplante capilar Turquia, ya que es el país de referencia para el uso de estos procedimientos estéticos y, también, por contar con cirujanos que son sinónimo de excelencia en lo que al implante capilar se refiere.

¿Qué es el implante capilar?

El implante capilar es un procedimiento estético de carácter quirúrgico en el que se implantan folículos en la zona afectada del paciente. Cada uno de estos folículos se convertirá en cabello, por lo que al final los resultados no serán otros que el crecimiento de cabello nuevo.

Es un procedimiento sencillo aunque lento, ya que los mejores especialistas prefieren usar los métodos más innovadores para garantizar la efectividad total, de modo que cada folículo es implantado manualmente, uno a uno, logrando resultados envidiables y que nunca te harán pensar que no es tu cabello originario.

Este procedimiento está recomendado para todas aquellas personas que tengan problemas de alopecia o de calvicie, y que quieran corregirlo de forma definitiva, ya que el cabello no solo vuelve a crecer, sino que sigue creciendo y fortaleciéndose de la misma manera que lo haría tu cabello original, por lo que eliminarás el temido problema de una vez y para siempre.

No tiene efectos secundarios graves -en principio, porque utilizas tu propio cabello para realizar el implante de folículos- y si lo haces en el lugar correcto, como en una excelente clínica en Turquía, puede ser un procedimiento estético muy ventajoso.

¿Por qué Turquía es el mejor lugar para realizarlo?

Turquía se ha convertido en sinónimo del implante capilar. Cada año se cuentan por decenas de miles las personas que viajan al país euroasiático a realizarse este procedimiento, volviendo todos a casa con buenas noticias y excelentes referencias para los profesionales que han hecho posible que vuelvan a tener cabello.

  • Innovación: la primera razón de eso está en la innovación tecnológica y técnica que Turquía ofrece para esta clase de procedimientos, no solo perfeccionando técnicas conocidas gracias a la habilidad y el trabajo de cirujanos estrictamente especializados en la cirugía capilar, sino también con el desarrollo de técnicas más eficientes, con mayores resultados y con menores riesgos para sus usuarios, de modo que tienen preferencia incluso por encima de potencias globales reconocidas, como Estados Unidos o Alemania.
  • Confianza: la mayor parte de las personas que viajan cada año por turismo médico a Turquía se realizarán una intervención de este tipo, para vencer la calvicie o alopecia. Y casi la totalidad de esas personas van a Turquía porque alguien, amigo, familiar o conocido, les ha recomendado o han visto vastas referencias de clínicas y especialistas a través de internet. Precisamente, cuando todos hablan bien de un procedimiento y en particular de los profesionales de Turquía, es por algo y eso te genera confianza y buenas sensaciones. De tal manera que la segunda ventaja habitual es ir a lo seguro, porque si realmente sabes que necesitas un implante capilar, no hay necesidad de arriesgar en lugares de los que tienes pocas referencias, siendo mejor ir a un país y a una ciudad que estén considerados como los mejores lugares para practicar esta intervención.

Precios: entre un implante capilar en cualquier otro país de Europa y un implante capilar en Turquía las diferencias de precio pueden ser enormes, llegando incluso a más del 50% de ahorro cuando buscas entre clínicas y proveedores confiables. Teniendo en cuenta que es un procedimiento que en España puede costar hasta 3.000 euros, viajar a Turquía, pagar la mitad y además aprovechar de disfrutar de una cultura interesante, te hará ver que las cuentas terminan compensándote, así como también los resultados a nivel estético.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *