Sendas en bicicleta
Motor

ocho sendas en bicicleta de montaña para principiantes y especialistas

Gozar al aire libre, conocer paisajes espectaculares, estar en contacto con la naturaleza, visitar nuevos destinos… las razones por las cuales la bicicleta de montaña prosigue ganando adeptos >son múltiples y transforman a este deporte en de las mejores experiencias para efectuar con amigos, en familia o bien, aun, a solas. Te hemos preparado 8 sendas para recorrer la geografía de España de norte a sur y de este a oeste, 8 sendas para todos y cada uno de los niveles que te van a llevar a conocer todo este país efectuando quilómetros de calidad… en bicicleta.

La silla de Felipe II (cincuenta quilómetros)

Afirma la historia legendaria que Felipe II pasaba largos días a los pies de Las Machotas viendo de qué forma evolucionaba la construcción de su gran obra, el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Por esa razón ese sitio se conoce como la silla de Felipe II y hay distintas sendas que recorren toda la zona tanto para senderistas para amantes de la mountain bike.

La senda recorre, entre otros muchos lugares de interés, el bosque de la Herrería, la Gruta del Oso, el Monte Abantos o bien el embalse de la Jarosa y concluye en el propio monasterio para gozar de un sitio que deja con la boca abierta a cuantos lo ven por vez primera. Una travesía inusual y con bastantes desequilibres, con lo que es recomendable tener un nivel medio para realizarla.

Senda de Cantabria Oriental (sesenta y cinco quilómetros)

Santoña es la capital mundial de la anchoa y no se nos ocurre mejor sitio que este para empezar una senda que nos va a llevar hasta Santander conociendo ciertos entornos más espectaculares de la zona oriental de Cantabria. Un recorrido en el que podemos compatibilizar deporte y gastronomía saboreandolas muy, muy ricas recetas de la zona.

Tras salir de Santoña nos dirigiremos a Argoños y, desde ahí, a Noja y también Isla, 2 bellas localidades unidas por la playa cuando baja la marea. Hasta Santander nos aguardan todavía otras paradas en Ajo, Galizano, Somo, Pedreña, Astillero y Maliaño: un día estupendo conociendo el norte de España y gozando de unas vistas excepcionales del Cantábrico.

Senda del Císter (ciento cincuenta quilómetros)

Ya te hemos hablado alguna vez de esta senda, mas para hacerla en vehículo. Ahora te animamos a hacer la Senda del Císter en bicicleta de montaña en tanto que hay multitud de caminos bien listos para gozar a 2 ruedas y conocer ciertos monasterios cistercienses más pasmantes de Cataluña entre las provincias de Lleida y Tarragona.

Es una senda que no tiene mucha complejidad y asimismo está indicada para principiantes: vas a poder descubrir los monasterios de Poblet, Santes Creus o bien Vallbona de Les Monges, entre otros muchos, y conocer lugares tan pasmantes como la urbe amurallada de Montblanc. Además de esto, tienes una web oficial con toda la información que precises a fin de que tu viaje sea una experiencia absolutamente satisfactoria.

Géneros de portabicicletas

Vía verde de ojos negros (doscientos quilómetros)

Merced a esta senda vas a poder conocer el interior de las provincias de Teruel, Castellón y Valencia en una senda que aprovecha infraestructuras ferroviarias que cayeron en desuso y que ahora se las busca una segunda utilidad para los apasionados al planeta de la bicicleta. Estas sendas están organizadas por la Fundación de los Trenes Españoles en el programa Vías Verdes.

Es una senda más exigente que las precedentes que una parte de Monreal del Campo, atraviesa los Montes de Teruel para visitar Ojos Negros, Cella, la capital turolense y llegar a Jericá, en la provincia de Castellón y acabar en Sagunto, al lado del mar, tras haber gozado de hermosos paisajes de montaña y de lugares idílicos como el Val del Palancia y del Parque Natural de la Sierra Calderona.

Canal de Castilla (doscientos cinco quilómetros)

Felipe VI ordenó edificar en el siglo XVIII una gigante obra de ingeniería que conectase Castilla con los puertos del norte, de tal modo que desde allá se distribuyera el cereal que se cultivaba en Palencia, Valladolid y Burgos. El día de hoy se puede recorrer ese canal en bici para ser siendo conscientes del pasmante proyecto que se hizo hace más de 2 siglos.

Esta senda, que arranca en la localidad palentina de Alar del Rey, es simple y también ideal para los principiantes, si bien los más especialistas pueden aprovechar y acercarse a Aguilar de Campoo, la famosa como villa de las galletas. Desde ahí tienen una hermosa senda hasta Cervera de Pisuerga que recorre diferentes pantanos en plena Montaña Palentina. Un sitio tan privilegiado como ignoto y que es más exigente que la del Canal de Castilla, si bien tampoco exageradamente bastante difícil.

Camino de la ciudad de Santiago (Camino francés, setecientos setenta y cinco quilómetros)

Es el camino más renombrado de todo el país y en el que más viajantes se dan cita a lo largo del año. Desde Roncesvalles, al norte de Navarra, hasta Santiago hay prácticamente ochocientos quilómetros en los que se marchan atravesando todo género de paisajes, desde montañas y naturaleza salvaje hasta los campos de Castilla con sus llanuras interminables y sus tonos espectaculares.

Navarra, La Rioja, Burgos, Palencia, León, Lugo… el Camino de la ciudad de Santiago es indispensable para los amantes de la bicicleta y hay que hacerlo por lo menos una vez en la vida. Lo mejor es tener algo de experiencia puesto que los desequilibres en las etapas de montaña son esenciales y el aire puede pegar cuando se atraviesa la provincia de Palencia, poniendo las cosas complicadas al corredor. Eso sí, la experiencia de participar en cualquiera de estas sendas en bicicleta se la vas a poder contar a sus nietos. ¡Imborrable!

Sendas en el Pirineo

La Traspirenaica (mil quilómetros)

Hemos dejado para el final las 3 sendas en bicicleta que más nos agradan, mas asimismo las más bastante difíciles y largas de esta lista de las mejores sendas en bicicleta de montaña de España. La primera de ellas es la Traspirenaica, considerada por los especialistas como la reina de las travesías en bicicleta por este país puesto que cruza los Pirineos de este a oeste durante mil quilómetros uniendo el Mediterráneo con el Cantábrico.

Partiendo de Llança, en el gerundense Cabo de Creus, y concluyendo en la localidad guipuzcoana de Hondarribia, o bien Fuenterrabía, los especialistas coinciden en catalogarla como una de las sendas más bastante difíciles que se pueden hacer en toda Europa y acostumbran a dividirla entre quince y veinte etapas para subir día tras día una media de 3 puertos de montaña. Una experiencia no capaz para todos y cada uno de los niveles, mas que supone una experiencia para quien la completa que no olvida en su vida.

La TransAndalus (dos mil quilómetros)

Si bien su longitud pueda frenar a alguien, la verdad es que esta senda que recorre las 8 provincias de Andalucía en forma circular es, indudablemente, de las mejores de España para hacer en bici de montaña. Una buena parte de esa culpa es la cantidad de caminos hípicos que hay repartidos por su geografía y que son idóneos para quienes gozan con sus alforjas a cuestas.

Conocer y tambiénl Cabo de Gata, Doñana, Sierra Nevada, la costa de Cádiz o bien los inacabables campos de olivos de Jaén es posible gracias, además de esto, a toda la información recogida en la web oficial de la senda. Y como es circular podemos iniciar donde deseemos o bien concluir en cualquier sitio y proseguir en otro instante para descubrir Andalucía al completo y recrearnos con la gran pluralidad de paisajes que hay en esta mágica tierra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *