Concentración de protesta de trabajadores de Nissan ante la Conselleria de Treball, el pasado 29 de abril.
Sociedad

Nissan y los sindicatos rompen las negociaciones del ERE

Las negociaciones entre la dirección de Nissan Motor Ibérica y la representación sindical se han roto esta madrugada despúes de una larga asamblea. Sindicatos y empresa contaban con la mediación del Departament de Treball de la Generalitat para procurar lograr un pacto sobre el ERE de seiscientos empleados, mas por último las negociaciones se han dado por extinguidas al borde de las 3 de la madrugada.

Los sindicatos aseguran que ha sido la compañía la que se ha levantado de la mesa para la negociación tras no admitir la solicitud de los trabajadores de escribir un pacto en el que la dirección se comprometiera por escrito a no efectuar ningún despido más hasta el dos mil veintidos y a acrecentar la propuesta de aumento de sueldo. No obstante, en un comunicado mandado por Nisan Motor Ibérica se apunta todo lo opuesto y apunta que lamentan el «ejercicio de gran irresponsabilidad» del comité de empresa por rehusar la línea de trabajo trazada por las dos partes.

ochenta y cinco por ciento del sueldo y tres por ciento de incremento

En su propuesta a los trabajadores Nissan ofreció compensar las prejubilaciones con el ochenta y cinco por ciento del sueldo neto hasta la jubilación a los sesenta y tres años de edad, aparte de una prima de adhesión en un pago único equivalente al cinco por ciento, para los que se acojan a las prejubilaciones, un plan de bajas estimuladas voluntarias, hasta treinta y uno marzo de dos mil veinte, mejorando las condiciones actuales. Este aspecto supone una indemnización legal más cincuenta euros netos.

Asimismo ha propuesto una subida salarial del tres por ciento a lo largo de la vigencia del acuerdo (un 0,6 por ciento no afianzado en dos mil diecinueve y subidas del 1 por ciento afianzado más un 0,2 por ciento no afianzado en dos mil veinte y dos mil veintiuno), aparte de un plan estratégico para progresar habilidades de obreros y especialistas, entre otros muchos. La compañía, que últimamente había anunciado una inversión de setenta millones de euros en una nueva planta de pintura de nueva generación, ha señalado que sostiene esa inversión a pesar del enfrentamiento.

Ausencia de garantías

Desde CCOO, Miguel Ángel Boiza ha explicado que si los trabajadores admiten ahora la salida de seiscientos treballadors entre las plantas de Barna y Montcada i Reixac (Vallès Occidental), a cambio desean un documento en el que Nissan «se comprometa» a no despedir a más gente y a dar garantías de futuro a los empleados que prosigan en la compañía.

Boiza asimismo considera deficiente la propuesta de aumento de sueldo que les ha hecho la compañía y que no se aproxima ni al IPC. Los sindicatos tienen previsto festejar este viernes múltiples reuniones en las factorías para informar a los trabajadores. También, el comité de empresa se reunirá para decidir acciones de queja, como posibles movilizaciones con ocasión del salón Automobile Barna desde el once de mayo.

Desde Nissan Motor Ibérica han señalado que notificarán a la multinacional a fin de que «tome las resoluciones que considere oportunas» y que todo semeja apuntar que va a ser la presentación sin pacto del expediente de regulación. Desde Nissan acusan a CCOO de ser los primordiales responsables del disconformodidad y de «apreciar reventar» las negociaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *