La furgoneta eNV200 y los pick-up, unicos modelos de la marca en Zona Franca.
Sociedad

Nissan y los sindicatos prosiguen sin llegar a un pacto en Zona Franca

La tercera asamblea entre la dirección de Nissan Motor Ibérica y los representantes de los trabajadores de las plantas de la Zona Franca y Montcada ha vuelto a concluir sin un pacto de las partes.

Desde Nissan Motor Ibérica han querido trasladar desde el primer instante a los trabajadores que la planta está sometida a una realidad que no es exactamente la misma de hace unos años. «El nivel de producción ha bajado más del cincuenta por ciento en los últimos 5 años -está al treinta por ciento de su capacidad con solo 2 modelos, la furgoneta eNV200 y las pickup Navara y sus hermanas Mercedes Clase X y Renault Alaskan – y no solo hace falta progresar la competitividad, sino más bien asegurar la sostenibilidad de la planta con el objetivo de poder optar a nuevos modelos para el futuro», apunta la compañía en un comunicado.

El equipo de negociación de Nissan puso encima de la mesa una reducción de seiscientos puestos de la presente estructura, ofertando jubilaciones con el ochenta por ciento del sueldo neto hasta los sesenta y tres años, apelando a las condiciones del mercado y al actual ambiente en el que se halla el ámbito del vehículo. Como contraprestación a este esmero que los sindicatos consideran excesivo, la compañía se compromete a efectuar una inversión de setenta millones de euros en una nueva planta de pintura conforme con las nuevas reglas medioambientales. Sin embargo, ciertos trabajadores ya han manifestado su duda dada esta oferta puesto que «si no hay turismos para pintar no servirá de nada».

Plan industrial en un largo plazo

Conforme la compañía la representación sindical volvió a demandar un plan industrial en un largo plazo que contemple inversiones, el mantenimiento de la condiciones del último plan de prejubilaciones (un noventa por ciento del sueldo) y nuevas medidas de organización del trabajo, aparte de un incremento salarial sutilmente sobre el IPC a lo largo de los años dos mil veinte y dos mil veintiuno. Estas solicitudes no semejan haber sido del agrado de la dirección de las plantas que sostienen su distancia para un posible pacto.

Nissan Motor Ibérica se sostiene en su propuesta inicial y solo plantea un incremento salarial del 0,5 por ciento para los años dos mil veinte y dos mil veintiuno si se alcanza ahora un pacto. En un comunicado, la dirección de la planta asevera que «explorará otras vías de negociación para conseguir un compromiso en los próximos días». Algo que, a priori, resulta complicado si no se logran aproximar un tanto más las posturas que, conforme los sindicatos, prosiguen distanciadas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *