Los microplásticos están dañando el agua bebible
Tecnología

Los microplásticos están dañando el agua bebible

Proseguimos igual, o bien prácticamente igual. Pese a todas y cada una de las advertencias relacionadas con la polución que generan los plásticos, todavía no se han tomado las medidas convenientes en la mayor parte de los países con el objetivo de eludir los males producidos.

Los plásticos, tras ser sometidos a ciertos procesos con la intención de eludir sus acciones contaminantes, se descomponen en partículas de pequeñísimo tamaño que, conforme un reciente estudio, provocan daños en la salud humana, completamente irreparables.

El convocado estudio fue efectuado en la Universidad de Surrey y en el Instituto de Materiales Fronterizos de Deakin. Los resultados se han publicado en Water Research.

La investigación halló nano y microplásticos en procesos de tratamiento de aguas y aguas residuales. Se descubrió que a lo largo de los convocados procesos, las pequeñas piezas de plásticos se descomponen todavía más, en lugar de ser eliminadas, como de entrada se suponía. Ello, es evidente, afecta a la calidad del agua.

De año en año se generan más o menos trescientos millones de toneladas de plástico en el mundo entero y un total de trece millones de toneladas se liberan en ríos y océanos. Se producirán, a consecuencia de ello, más o menos doscientos cincuenta millones de toneladas de plástico para dos mil veinticinco.

Ello es enormemente alarmante dado a que los materiales plásticos por norma general no son degradables debido a la intemperie o bien al envejecimiento. La acumulación de polución plástica en el medioambiente acuático nos lleva a una Tierra inhabitable.

Conforme la citada investigación es muy complicado advertir la presencia de nano y microplásticos en los sistemas de tratamiento. Va a haber que, por ende, buscar sistemas que sirvan para advertir y limitar el número de nano y microplásticos en los convocados métodos de tratamiento de agua y aguas residuales.

El doctor Lee, Jefe del proyecto y Maestro Titular de la Universidad de Surrey, ha dicho lo siguiente: “La presencia de nano y microplásticos en el agua se ha transformado en un enorme reto ambiental. Debido a su pequeño tamaño, los organismos vivos pueden ingerir de manera fácil nano y microplásticos, al consumir agua supuestamente potable“.

La única solución válida, con lo que se ve, es impedir la utilización de materiales plásticos. Mas con lo que se ve, el proceso para lograrlo va lentísimo. Si asistimos a un súper, vemos que un sinnúmero de comestibles están envasados en cajas, y afines, de plástico. Y no son los únicos lugares en los que el plástico es parte del ser y del estar.

Si no deseamos pasear cara la hecatombe, ya sabemos lo que se ha de hacer. Además de esto, como medida personal, jamás debemos admitir que nos den bolsas de plástico no biodegradable para transportar lo que terminamos de adquirir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *