Parque Nacional de Doñana
Motor

Las playas más largas de España (para guardar las distancias)

¿En pos de una playa extensa? Goza del verano respetando la distancia seguridad con nuestro top de playas más largas de España

Al mundo entero le agradaría poder gozar de una playa desierta cuando decide ir a gozar del sol al filo del mar, mas esa idea la tienen millones de personas día a día, con lo que no es materialmente posible. No obstante, ese interés por la soledad se ha multiplicado con la aparición del coronavirus, con lo que hemos recogido una lista de playas larguísimas para conseguir distanciamiento social, médanos en los que continuar distanciados de otras personas resulte posible para intentar eludir la propagación del COVID-diecinueve.

Playa de Doñana (Almonte, Huelva: veintiocho quilómetros)

La Playa de Doñana es, literalmente, una de las playas más largas de España con sus veintiocho quilómetros de longitud. Es una genuina joya, puesto que se trata de un médano totalmente virgen en el litoral del Parque Nacional de Doñana. Si bien existen algunas zonas que son de acceso limitado, cualquiera que tenga ganas de gozar en solitario de la playa hallará en Doñana el sitio para hacerlo… si bien para esto deba darse un buen paSeo por la ribera.

Playa de Castilla (Mazagón, Huelva: diecisiete quilómetros)

Donde acaba la playa de Doñana empieza la Playa de Castilla, el segundo médano en longitud de toda España con sus diecisiete quilómetros de longitud y que engloba múltiples ayuntamientos, como Almonte, Moguer y Mazagón. Es de los mejores destinos de España para buscar la soledad en tanto que, aparte de ser una playa virgen, los accesos no son simples. Es casi virgen, ofrece unas vistas únicas sobre barrancos y tiene una zona destinada al nudismo en la llamada Cuesta Maneli.

Playa de Castilla (Mazagón, Huelva: diecisiete quilómetros)

Donde acaba la playa de Doñana empieza la Playa de Castilla, el segundo médano en longitud de toda España con sus diecisiete quilómetros de longitud y que engloba múltiples ayuntamientos, como Almonte, Moguer y Mazagón. Es de los mejores destinos de España para buscar la soledad en tanto que, aparte de ser una playa virgen, los accesos no son simples. Es casi virgen, ofrece unas vistas únicas sobre barrancos y tiene una zona destinada al nudismo en la llamada Cuesta Maneli.

Playa de Cofete (Fuerteventura: trece quilómetros)

De esta fantástica playa que se halla en Fuerteventura ya te charlamos en el presente artículo sobre playas poco masificadas. Mas es que la Playa de Cofete es el sitio idóneo para ocultarse del mundo: prácticamente catorce quilómetros de longitud en una zona sin urbanizar y rodeados por las montañas más altas de la isla, las del Macizo de Jandía. No obstante, pese a sus encantos, es un médano poquísimo visitado con lo que es idóneo para esta temporada extraña que nos toca vivir. Eso sí, cuidado con el oleaje por el hecho de que es realmente fuerte a raíz del viento.

Playa de Cofete

Playa de la Punta del Fangar (Deltebre, Tarragona: seis quilómetros)

De oeste a este, atravesamos el país para llegar al Delta del Ebro, una zona de gran valor ecológico y que, además de esto, es de bastante difícil acceso con lo que son poquísimos los que se aproximan hasta este médano. Las dunas están protegidas por la presencia de aves como los charranes, que son altamente sensibles a la presencia humana. Mas eso no es obstáculo a fin de que la Playa de la Punta del Fangar sea de los mejores destinos de toda España cuando de guardar la distancia social se trata.

Playa de Carnota (Carnota, A Coruña: siete quilómetros)

Viajamos hasta el norte para toparnos con la playa más larga de Galicia. Con prácticamente 7 quilómetros de longitud, la Playa de Carnota es un espléndido sitio para el distanciamiento social pues en ciertas zonas alcanza los quinientos metros de anchura, conque sostener la distancia de seguridad con otras personas es verdaderamente fácil. Además de esto, este médano ofrece todo género de encantos para el visitante: es idónea para el senderismo, reúne a una enorme pluralidad de aves migratorias y sus aguas cristalinas son ideales para quienes no le tienen temor a las bajas temperaturas del agua. Un destino para gozar en plena Costa da Morte gallega.

Carnota

Playa de Punta Entinas-Sabinar (El Ejido, Almería: seis quilómetros)

Entre Almerimar, en El Ejido, y Roquetas de Mar se extiende este médano que, aparte de tener más de 6 quilómetros y medio de longitud, cobija una enorme sorpresa en su interior: una reserva natural. Las dunas se alternan con salinas que se forman de forma natural y que hacen de la Playa de Punta Entinas-Sabinar un destino verdaderamente especial: seguro que no vamos a tener inconvenientes para guardar la distancia social, en tanto que jamás hay demasiados bañistas, con lo que se va a poder gozar de una playa virgen con completa seguridad.

Playa de la Devesa de El Saler (Valencia: cuatro quilómetros)

Acabamos este recorrido en una de las playas más largas de la Comunidad Valenciana: la Playa de la Devesa de El Saler se halla en pleno Parque Nacional de la Albufera, con lo que se halla protegida y no es tan frecuentada como otros médanos próximos. Las dunas son parte esencial de las señas de esta playa, que es idónea para un verano tan atípico como el que nos toca vivir.

Todas y cada una estas playas tienen algo en común: son playas larguísimas para el distanciamiento social y lugares muy indicados para poder tomar el sol este verano y gozar de un baño sin miedo a que la masificación pueda ponernos inquietos. Solo hay que escoger destino, preparar las maletas y poner con rumbo a unas vacaciones más que justas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *