Resguarda tu proyecto vital para gozar mejor de la vida

La inseguridad es uno de los primordiales motivos por los cuales se produce ansiedad y temor a un futuro del que no conocemos sus...

ÚLTIMOS POSTS

Las automovilísticas niponas cierran dos mil veinte con resultados dispares

  • Toyota y Honda ganaron más dinero a lo largo del tercer trimestre fiscal en comparación con mismo periodo del año precedente y mejoraron sus esperanzas para el amontonado del ejercicio, que cierra el treinta y uno de marzo

  • Subaru y Mazda ganaron dinero, el tercer trimestre fiscal, a pesar de padecer caídas esenciales en sus beneficios y Nissan presentó pérdidas netas en un año en el que espera perder cuatro mil ciento ochenta millones de euros

Las marcas automovilísticas niponas han publicado ya los resultados económicos relativos al cierre del tercer trimestre fiscal, entre octubre y diciembre, y revisado sus estimaciones y objetivos para el conjunto del año fiscal dos mil veinte-dos mil veintiuno, que cierra el treinta y uno de marzo del año en curso. El impacto de la pandemia ha sido esencial en todas y cada una de las compañías, mas ciertas, como Toyota y Honda, han tomado medidas eficaces y a pesar de los efectos de la pandemia en el mercado mundial, se han logrado restituir y han podido hacer dinero. Otras, como Nissan, presentan pérdidas.

Toyota, en verdad, acabó dos mil veinte siendo la marca de vehículos más vendida del planeta, superando al Conjunto Volkswagen con nueve con cincuenta y dos millones de unidades. Esta cantidad supone un once,3 por ciento menos que dos mil diecinueve, primordialmente a raíz de los efectos del Covid-diecinueve en el mundo entero. Al éxito comercial se le suma ahora el económico, con un beneficio operativo trimestral de siete mil setecientos setenta y siete millones de euros (novecientos ochenta y siete mil novecientos millones de yenes), lo que supone prosperar el resultado del tercer trimestre fiscal dos mil diecinueve-dos mil veinte, en el que la cantidad fue de cinco.039 millones de euros. El beneficio neto fue de seis mil seiscientos tres millones de euros, mejorando nuevamente desde los cuatro mil cuatrocientos millones de euros del mismo periodo del año fiscal precedente. En el amontonado del año fiscal, desde abril de dos mil veinte, Toyota amontona un beneficio neto de once.560 millones de euros, un catorce con uno por ciento menos con respecto al año precedente. Para la totalidad del ejercicio, la firma nipona espera presentar un beneficio de catorce y novecientos sesenta millones de euros, un seis con siete por ciento menos, desde una facturación de doscientos ocho mil seiscientos sesenta y uno millones de euros, un once,3 por ciento menos.

Asimismo Honda sorprendió con buenas cifras relativas al tercer trimestre del año fiscal. De esta forma, al cierre de diciembre su beneficio operativo alcanzaba los dos.235 millones de euros, un dato que supone más que plegar el resultado del mismo periodo del año precedente (novecientos trece millones de euros). En el amontonado del año fiscal, la compañía fabricante de automóviles como el sólido Civic se anota un beneficio neto de tres mil cuatrocientos noventa y seis millones de euros, un ocho con cuatro por ciento menos en comparación con año precedente, y una facturación de setenta y cinco y ciento setenta millones de euros, un diecisiete con cinco por ciento menos. Los resultados del tercer trimestre han motivado a Honda a progresar las previsiones para el conjunto del año fiscal hasta un beneficio neto de tres mil seiscientos sesenta y uno millones de euros, un dos por ciento más que el año precedente, y hasta una facturación de ciento dos mil millones de euros, un trece por ciento menos.

Mazda y Subaru ganaron menos

Subaru y Mazda, por su lado, no registraron mejoras en el tercer trimestre fiscal, tal y como si hicieron Toyota y Honda, mas lograron conseguir dinero. Subaru vio como su beneficio operativo caía un cuarenta y dos por ciento entre octubre y diciembre hasta los cuatrocientos cincuenta y cinco millones de euros y su beneficio neto otro cuarenta y dos por ciento hasta los trescientos cuarenta y uno millones de euros. La facturación cayó apenas un dos,3 por ciento hasta los seis mil novecientos dieciocho millones de euros. La compañía explicó que la diferencia entre la reducción de facturación y ganancias es consecuencia de las llamadas a revisión de automóviles y de géneros de cambio desfavorables. Para la totalidad del año fiscal aguardan progresar el beneficio operativo un veintiuno por ciento hasta los mil setecientos treinta y dos millones de euros y sus ganancias netas hasta los mil doscientos ochenta y tres millones de euros.

Mazda, siguiendo exactamente la misma línea, asimismo ganó dinero el tercer trimestre del año fiscal, si bien su beneficio operativo reculó un setenta y seis por ciento hasta los cincuenta y uno millones de euros. Los ingresos cayeron un cinco por ciento hasta los seis mil seiscientos diez millones de euros. Sin embargo, la marca de Hiroshima perdió dinero entre abril y diciembre, amontonando pérdidas netas por un valor de seiscientos veintiuno millones de euros, en comparación con los doscientos cincuenta y siete millones que ganó el año pasado. Los ingresos, por culpa del Covid-diecinueve, se cayeron un veintitres con tres por ciento hasta los quince y quinientos cincuenta y uno millones de euros. Mazda espera cerrar el año fiscal con pérdidas netas de trescientos noventa y seis millones de euros al facturar veintitres y quince millones, un quince con cinco por ciento menos.

Noticias relacionadas

Nissan pierde dinero

Por último, desde Yokohama Nissan presentó un aumento del diecinueve por ciento en su beneficio operativo, que alcanzó los doscientos trece con tres millones de euros, si bien el resultado neto fueron pérdidas por un valor de doscientos noventa y siete con cinco millones de euros, empeorando en comparación con tercer trimestre fiscal del año precedente, en el que perdió doscientos cinco millones de euros. La facturación entre octubre y diciembre alcanzó los diecisiete y setecientos millones de euros, un once por ciento menos por culpa de la caída del nueve con seis por ciento en sus matriculaciones hasta las uno con ocho millones de unidades. Para el conjunto del año, Nissan espera presentar pérdidas netas por un valor de cuatro mil ciento ochenta millones de euros. Si bien este resultado supone prosperar sus estimaciones iniciales y el resultado del año precedente (cuatro mil ochocientos cincuenta millones de euros), significa sostenerse en la ruta de los números colorados.

Latest Posts

MÁS VISTOS