Sociedad

La manera correcta de tratar el cabello

Para lograr un pelo fuerte, sedoso y con brillo, los productos para su higiene juegan un papel fundamental. Y uno de esos elementos básicos para su cuidado es el champú. En el mercado existen cientos de opciones, por lo que será fundamental escoger el más adecuado de acuerdo al tipo de cabello. 

Por ejemplo, hay disponibles presentaciones para pelo liso, ondulado y rizado, o aquellos tratados con químicos, como los tintes, así como también para cuero cabelludo seco o graso. Así que, ¿cómo se puede elegir el más indicado? 

La mejor forma de lograr una melena brillante

Tener un bonito cabello puede lograrse con el uso de champús de peluquería de la más alta calidad. Son muy variados y existen algunos que son ideales para todo tipo de cabellera. Por ejemplo, están disponibles aquellos para evitar la caída, para los teñidos, las canas y muchos otros.

Estos productos son ideales para lograr una cabellera perfecta, sin necesidad de asistir al salón de belleza. Aunque se crea que es un mito, cada tipo de cabello debe tener un champú diferente según sus características, de eso dependerá su buen estado, desde el cuero cabelludo hasta las puntas.

Para aplicarlos se debe mojar muy bien el cabello, colocar un poco del producto en la palma de la mano y distribuirlo de manera uniforme. Es siempre conveniente dar masajes con cierta presión de los dedos para favorecer la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo, a la vez que se eliminan las diminutas escamas de piel que naturalmente se generan. Finalmente, se debe retirar con abundante agua.

Los diferentes tipos 

  • Anticaída. Es uno de los más solicitados, ya que tanto hombres como mujeres pueden padecer de esta condición. Son ideales para estimular y fortalecer el cuero cabelludo, por lo que ayudan con el crecimiento capilar.
  • Anti-residuos. Son perfectos porque limpian profundamente cada hebra y eliminan todo tipo de suciedad. Muy recomendados para las personas que tienen el cabello grasoso, y los que utilizan productos como cera.
  • Para tratar la sequedad y la caspa. Para esto, están los champús anticaspa, ya sea para la caspa seca o grasa. Es muy importante que contenga piritionato de zinc y sulfuro de selenio.
  • Para las melenas teñidas. Los mejores son los que aportan pigmentación al folículo según el tono del teñido que se tenga.
  • Con keratina. Utilizados para hidratar en profundidad y ayudan a lograr un cabello mucho más suave y brillante.

¿Cómo escoger el producto correcto?

Cuando se compra champú, lo primero que hay que saber es qué tipo de cabello se tiene. Pero lo más importante es que logre limpiar en profundidad. Una persona que tiene las puntas secas pero la raíz grasa, no puede utilizar uno hidratante, solo necesita uno que lo lave bien, y luego en las puntas, colocar otro producto adicional que lo hidrate.

Si se siente pesado después de lavarlo, es porque no se trata de la presentación adecuada para el tipo de pelo, o no se ha utilizado la cantidad correcta. Si se trata de un cabello con mucho frizz, hay que evitar el uso de aquellos que proporcionen mayor volumen, lo contrario debe hacerse si el pelo es muy liso y sin volumen.

Tips que pueden ser de gran ayuda

  • Utilizar cremas para hidratar, siempre y cuando no sean aplicadas en la raíz.
  • Pueden realizarse mascarillas caseras que proporcionan gran suavidad. Muchas incluyen algunos aceites comestibles, como el de oliva, ideal para recuperar el folículo dañado.
  • Usar la cantidad de producto de acuerdo al largo del pelo.
  • Al hacer uso de acondicionadores, es importante retirarlo por completo para evitar el exceso de grasa.
  • Cepillarlo tres veces al día favorece su crecimiento.
  • Para recuperar su brillo, se puede rociar un poco de vinagre blanco.
  • Cada dos meses es recomendable cortar las puntas para fortalecerlo y eliminar las puntas dañadas.

Son muchos los productos disponibles, pero no todos favorecen a cualquier tipo de pelo. Por eso, lo mejor es investigar antes de realizar la compra. Una buena opción son aquellos hechos a base de productos naturales. En el caso de las personas con cuero cabelludo graso, los champús de té verde les van de maravilla. Y cuando hay sequedad, los que contengan aceite de argán o coco son una excelente elección.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *