Línea de montaje de Renault en Palencia.
Sociedad

La automoción de España se prepara para regresar a la actividad

El campo de la automoción ha sido uno de los más castigados por la presente crisis del COVID-diecinueve. En verdad, la enorme mayoría de las factorías españolas de vehículos frenaron su producción el pasado dieciseis de marzo, al paso que ciertas de componentes ya llevaban ciertos días sin actividad.

Levantada la prohibición de trabajar para las actividades no esenciales desde este lunes, los primordiales fabricantes del ámbito se preparar para regresar al trabajo. Sin embargo la situación general se antoja difícil frente a la caída del mercado sobre el setenta y cinco por ciento , los concesionarios aún cerrados y la inseguridad en las carnes del consumidor. Desde la patronal del ámbito (que produce un diez por ciento del Producto Interior Bruto de España) se ha llegado a un acuerdo sanitario con los sindicatos par la paulatina puesta en marcha de las factorías.

Los primeros en pulsar nuevamente el botón de arranque han sido los de Michelín, el fabricante de neumáticos, que ha empezado la actividad nuevamente en 2 de sus plantas, la de Aranda de Duero (Burgos) y la de Valladolid, que llevaban paradas desde el diecisiete de marzo. El productor de ruedas asimismo ha vuelto a la actividad en el centro de pruebas de Almería, al tiempo que las 2 plantas que Michelin tiene en el País Vasco, Lasarte y Vitoria, volverán mañana al trabajo (el día de hoy es festivo).

Las 2 plantas que el día de hoy han reabierto sus puertas (encargadas de generar neumáticos para maquinaria agrícola y turismos) lo han hecho para efectuar tareas de preparación, de forma que solo han acudido a trabajar ciertos empleados. A fines de esta semana se calcula que el veinticinco por ciento del personal ya se haya reincorporado a su puesto, si bien eso sí, cumpliendo con unas estrictas medidas de seguridad sanitaria. La primera línea en arrancar va a ser la dos, dedicada a las ruedas de dieciocho pulgadas (las más perjudicadas por una ruptura de stocks). Laboratorios, recauchado, reparaciones  y funciones de soporte van a ir arrancando en los próximos días.

Los empleados han regresado de forma escalonada en los horarios. Asimismo se ha tomado la temperatura a todos y cada uno de los empleados y la compañía les ha proporcionado material de protección individual (mascarillas y guantes), aparte de acrecentar la disponibilidad de gel hidroalcohólico.

Regreso a la producción

Los fabricantes de vehículos asimismo están finalizando con los sindicatos el regreso a la actividad. La mayoría de ellos tiene prevista la reanudación de la producción el veintisiete de abril, coincidiendo (a priori) con la presente data de alzamiento del estado de alarma. En un primer instante muchas plantas  llegaron a plantear reinicios para el veinte de abril.

Ese fue el caso de Volkswagen en Landaben (Navarra), mas desde la dirección central del conjunto en Wolfsburg (Alemania) les han indicado que, atendiendo al cierre de los mercados con la consecuente caída de la demanda y frente a la posibilidad de no tener un abastecimiento de material asegurado, mejor opten por reabrir el veintisiete de abril. La pretensión, además de esto, es no amontonar producción en las campas a la espera de destino. Landaben va a abrir primero un turno para generar unos quinientos turismos al día, ampliando entonces el ritmo hasta los mil quinientos diarios. La llegada del nuevo modelo (el tercero de la factoría), un todocamino urbano (que en el mercado de Sudamérica de llama Nivus) en el mes de septiembre, hace que urja reabrir la planta.

Desde Seat asimismo trabajan con el horizonte del veintisiete de abril. Sin embargo, la marca mandó a los trabajadores una carta el pasado sábado en la que señalaba que, tras la resolución del Gobierno de dar por finalizado el periodo en el que solo estaba tolerado asistir a los centros de trabajo de cara al desarrollo de actividades esenciales, la marca tenía la pretensión de reiniciar la actividad laboral, de forma paulatina. “En primer sitio se reiniciará el trabajo del personal indirecto no ligado a la producción en los centros de trabajo. Para la mayor parte de este personal, Seat va a dar prioridad al trabajo a distancia, de igual forma que ha hecho desde el dieciseis de marzo. Más tarde, de forma asimismo escalonada, se reincorporará el personal directo y el indirecto relacionado con la producción”, explicaba Seat en la carta a los empleados.

Este miércoles, la dirección de la compañía y los representantes sindicales, a los que no agradó la misiva de la marca por considerarla precipitada, se reunirán para tratar sobre los detalles del plan de reinicio de la actividad. Conforme la marca la prioridad es asegurar las medidas de seguridad y también higiene para velar por la salud de los empleados. Para ellos establecerá unos protocolos de riguroso cumplimiento (mascarillas, guantes, horarios escalonados y medición de temperatura)  y que podría tener en la posibilidad de efectuar test para advertir el virus una herramienta terminante para supervisarlo y combatirlo.

Renault arranca esta semana

En Renault arrancan mañana martes tras la asamblea festejada el día de hoy con los representantes sindicales, que han tachado la resolución de “precipitada”. La marca del rombo retornará al trabajo de forma gradual y siguiendo siempre y en toda circunstancia las recomendaciones de seguridad sanitaria, aparte de un riguroso protocolo de arranque.

Mañana comenzarán en las plantas de motores de Valladolid y de cajas de cambios de Sevilla, donde ciertos trabajadores van a recibir capacitación, reiniciando la actividad de forma “lenta y progresiva”. Está previsto que un turno de la línea de montaje en esos centros se active el viernes. Asimismo arrancan mañana las actividades logísticas y el miércoles lo van a hacer los departamentos de ingeniería. El jueves volverán al trabajo en el mecanizado de piezas.

Lo que está por decidir es el arranque de las fábricas de producción de automóviles de Valladolid y Palencia, si bien el presidente de Renault España, José Vicente de los Jóvenes, apunta que la idea es que la semana del veinte al veinticuatro se reinicie la producción en las plantas, en especial la del Captur. De los Jóvenes recuerda que sus plantas de Corea y China “ya han vuelto al trabajo y lo puesto en marcha allá puede valer para el resto del conjunto. Amoldado a la ley de cada país, claro”.

Otro fabricante que va a arrancar presumiblemente el veintisiete de abril es Ford, con su planta de Almussafes. La fábrica asimismo paró el quince de marzo y podría regresar a la actividad en un par de semanas. Desde la marca del óvalo apuntan que proseguirán las indicaciones sanitarias y que se marquen desde el Gobierno. La planta valenciana podría ser de las primeras de la marca que abran nuevamente la producción.

Desde Iveco, fabricante de furgonetas (Daily) y camiones (S-Way y Stralis), han comunicado que sus plantas de la villa de Madrid y Valladolid no volverán al trabajo hasta el cuatro de mayo. En un inicio habían previsto reanudar la actividad el veinte de abril, mas el hecho de que el ochenta por ciento de distribuidores están en Italia y allá no se volverá a la producción hasta finales de abril, ha provocado que se opte por retrasar el reinicio hasta la primera semana de mayo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *