ÚLTIMOS POSTS

Indefensión aprendida: definición, peculiaridades y consecuencias

La indefensión aprendida es un corte sicológico que sucede en el momento en que una persona está expuesta a una situación aversiva que viola algún género de daño así sea físico o bien sicológico mas sin capacidad de evitarlo. Esta incapacidad de salir o bien la carencia de recursos para encarar esta clase de experiencia perjudicial acaba por producir cierta pasividad frente al hecho ocurrido y una percepción en la persona de falta de defensa posible que acaba por digerir esa creencia como la única posibilidad perdiendo poquito a poco toda contestación de afrontamiento al inconveniente.

Este fenómeno sicológico es de vital relevancia para nuestras vidas puesto que se ve reflejado en muchos géneros de inconvenientes personales relacionados en una gran parte por la enorme afectación a la autoestima que genera esta situación, produciendo situaciones de ansiedad y depresión en las personas que la sufren.

En un primer instante, podemos meditar que es bastante difícil ser víctimas de indefensión aprendida, mas es un proceso que de aprendizaje que se interioriza paulatinamente; y que precisa de un contexto en el que se interioriza esa imposibilidad de salida pesar haberlo intentado todo de alguna manera anteriormente. Esto es, no se cae de primeras en la indefensión sino es fruto de intentos de afrontamiento no provechosos.

De esta forma se descubrió la indefensión aprendida: primer estudio

Overmier y Seligman (mil novecientos sesenta y siete) fueron los descubridores de este fenómeno sicológico en un experimento con perros a los que sometió a 2 perros a descargas eléctricas. El primero de ellos podía eludir la descarga pulsando una palanca; al paso que el segundo no podía escapar de la descarga, por más que lo procurase con otros métodos.

Más tarde, puso a los 2 perros en una situación bajo exactamente las mismas condiciones y observaron que al paso que el primero sabía que podría escapar pues anteriormente lo había experimentado consiguió salir de la trampa eléctrica saltando a la zona segura, el segundo can optó por continuar en exactamente la misma situación sin hacer nada ni procurar eludir la descargas. Había generado un aprendizaje de indefensión frente a un estímulo externo.

Peculiaridades de la indefensión aprendida

Más tarde al estudio inicial ya antes nombrado de Seligman, este esencial sicólogo prosigo estudiando el fenómeno y verificó sus efectos sobre los humanos, reforzado además de esto por la teoría de la atribución, por la que le indefensión va a ser mayor dependiendo del estilo atributivo de cada persona con relación a las causas atribuibles a la no contingencia.

La atribución interna, estable y global de las causas que producen el malestar crean mayor indefensión aprendida y afectan más a la autoestima que si se atribuyen a causas externas, inestables y concretas. De ahí que, si los descalabros se atribuyen a factores internos estables y los éxitos a factores externos situacionales esa persona va a ser más sencillamente víctima de descalabros escolares, laborales, familiares, etcétera, debido a esa indefensión aprendida y las opiniones irracionales generadas.

Ejemplo de indefensión aprendida por mala atribución en el planeta del deporte: “No soy capaz de marcar un tanto por el hecho de que no tengo suficiente talento, el tanto que marqué el pasado día fue de suerte por el hecho de que el portero era malo”. Déficits generados

Déficits

3 son los grandes déficits que Seligman halló en los individuos que producían indefensión aprendida:

  • Motivacionales: retraso en el comienzo de contestaciones voluntarias.
  • Cognitivos: complejidad para aprender más tarde una contestación controlada cuando anteriormente no ha sido controlada.
  • Sensibles: se generan desórdenes conductuales y fisiológicos propios de la ansiedad, agobio, temor, bloqueo y siguiente depresión.

Síntomas

Relacionados con estos déficits se hallan otros síntomas generales como son:

  • Menor competitividad y agresividad ante otras situaciones similares: generalización.
  • Falso pensamiento de derrota y resignación. La persona no conseguirá digerir que va a poder lograr el éxito en algún instante.
  • Pasividad. Falta de busca de soluciones, psique en blanco y bloqueos.
  • Pensamientos distorsionados o bien falsas justificaciones y otros cortes cognitivos, como el corte de confirmación (dar verosimilitud a la información que confirme la creencia establecida como cierta). Se generan déficits en el procesamiento de la información.
  • Estado anímico negativo. Se generará cierta trasferencia cara un sentimiento de fatalismo y negatividad frente a la vida normalmente. Vinculado evidentemente a una baja autoestima.
  • Inconvenientes sensibles. Falta de empatía, automotivación y autocontrol sensible que pueden disminuir la inteligencia sensible de la persona.

¿De qué forma nos afecta la indefensión aprendida?

Esta actitud de resignación frente a una situación incontrolable podemos hallarla en muchos campos de nuestra vida y todos somos frágiles, en menor o bien mayor proporción, a ser víctimas de indefensión aprendida:

  • Violencia sexista o bien en el campo familiar. En el momento en que una persona padece violencia en su casa, procura salir de ella mas no lo logra acaba por crear una personalidad pasiva sobre y soportando la violencia tal y como si fuera la única forma de vivir. Desgraciadamente, las víctimas de violencia sexista son muy propensas a producir indefensión aprendida.
  • Acoso escolar o bien acoso escolar. Son cada vez más los pupilos que padecen acoso escolar y que se sienten incomprendidos tanto por sus compañeros, amigos o bien aun profesores y tienden a dejarse llevar por ella, lo que reduce poco a poco su autoestima.
  • Burnout o bien acoso laboral. Afín al caso del acoso escolar, a veces se permite situaciones de maltrato laboral por no ser capaces de salir o bien reconducir su vida laboral de otro modo.
  • Inconvenientes en el campo del deporte. En el momento en que un jugador falla continuamente en sus intentos por efectuar un ejercicio o bien objetivo deportivo (marcar tantos); es sencillamente sensible a producir cierta indefensión aprendida sobre la actividad que reduce su desempeño.
  • Déficit en la resolución de inconvenientes y aprendizaje general. Produce inconvenientes en los estudios o bien en los proyectos personales o bien laborales que acaban por dar por imposibles.
  • Trastornos mentales y conmovidos. Hay muchos trastornos mentales relacionados con esta clase de aprendizaje irracional, desde inconvenientes de depresión, ansiedad o bien trastornos de la personalidad o bien trastornos alimentarios. El no conseguir salir de un inconveniente como la depresión, pese a los intentos, produce un bucle en la persona que aun acaba por frustrarlo. Creando por lo tanto esta indefensión aprendida con la que convivirá conjunto con su enfermedad mental.
  • Inconvenientes de adicciones. Cuando se produce una dependencia sobre una substancia o bien comportamiento y esa necesidad se instituye tan en la persona que le produce ya malestar; mas por su parte sus intentos de salir de ella son inocuos se acaba asimismo por producir indefensión aprendida, que complicará aún más el tratamiento para la desintoxicación.
  • Sicología política y persuasión. Ciertos mensajes políticos pueden buscar producir un sentimiento de indefensión para manipular mejor a su audiencia produciendo falsas opiniones sobre algún hecho determinado; esto pretende crear un bloqueo sensible que solo va a ser liberado por la persona que lanza el mensaje, en pos de esos votos o bien cambio de ideología. Por ende, puede ser utilizada en publicidad y publicidad.
  • Situaciones de “encierro” voluntario o bien involuntario. En situaciones de encierro como centros penitenciarios o bien aun viviendas de ancianos; cuando vemos limitada nuestra capacidad de tomar resoluciones o bien poner medidas para prosperar nuestra experiencia. En una gran parte, esto asimismo se vive en ambientes de confinamiento, como el que hemos vivido con la pandemia actual del coronavirus.

Referencias

Overmier, J.B., Seligman, M.E.P. (mil novecientos sesenta y siete). Effects of inescapable shock upon subsequent escape and avoid-dance responding. Journal Of Comparative and Physiological Psychology, sesenta y tres,1, veintiocho-treinta y tres

Latest Posts

MÁS VISTOS