Esclerodermia o bien fenómeno Raynaud
Salud

Esclerodermia | Síntomas, Causas y Tratamiento

Al charlar de enfermedades enigmáticas, poco comunes y extrañas, no podemos suprimir mentar la esclerodermia. Esta nosología que puede aparecer en diferentes etapas de la vida, puede ocasionar daños irreversibles en nuestro organismo. durante este artículo, te vamos a hablar sobre qué es la esclerodermia, como cuáles son sus síntomas, tratamientos, factores de peligro y causas.

¿Qué es la esclerodermia?

Como puede intuirse por su nombre, la esclerodermia es una enfermedad que afecta primordialmente a la piel. No obstante, esta asimismo puede afectar otros órganos del cuerpo, como a los vasos sanguíneos. Esta enfermedad, hoy en día es considerada como una de las más extrañas que existen, siendo poco común.

Además de esto, la nosología guarda una pequeña semejanza con el proceso de regeneración de la piel. En tanto que, exactamente la misma se identifica por amontonar tejido de forma excesiva. Dicho tejido con el trascurrir del tiempo se endurece, formando capas gruesas. Estas capas, son las autoras de un sinnúmero de afecciones y molestias para los que sufren esta nosología.

Se puede destacar, que esto sucede tanto de forma interna como externa, ocasionando daños irreparables en las células. Lo peor de todo, es que esta enfermedad es autoinmune, siendo considerada como una enfermedad reumática.

Lo curioso de la esclerodermia, es que puede aparecer en cualquier instante de la vida. Si bien el factor de peligro acrecienta entre las edades comprendidas de los treinta a los cincuenta años. Además de esto, los casos de esta nosología acostumbran a presentarse más en las mujeres que en los hombres. No obstante, el factor de peligro prosigue siendo igualmente elevado para los dos sexos.

Géneros de esclerodermia

Existen primordialmente 3 géneros de esclerodermia, donde cada una de estas, afecta diferentes unas partes del cuerpo. Ahora, te vamos a hablar un tanto sobre ellas a fin de que de este modo puedas distinguirlas.

Esclerodermia localizada

Asimismo llamada ‘Esclerodermia Morfea’, esta puede considerarse entre las clases de esclerodermia que existen como la menos grave. La esclerodermia localizada, en la mayor parte de los casos afecta solo el área cutánea. Se puede destacar, que exactamente la misma acostumbra a afectar básicamente la zona del pecho, como las extremidades.

No obstante, no se descarta la posibilidad de que exactamente la misma se extienda a otras zonas del cuerpo, semejantes como:

  • Los huesos.
  • Las articulaciones.
  • Los músculos.
  • Las manos.
  • La cara.

Esclerodermia sistémica

La esclerodermia sistémica puede considerarse como una evolución crónica de la enfermedad. Afectando en un caso así, tanto la piel, como ciertos órganos internos del cuerpo, como los pulmones, los vasos sanguíneos, y los riñones. Además de esto, exactamente la misma se subdivide en 2 categorías que definen qué tan grave puede ser. Siendo estas, las siguientes:

  • Esclerodermia sistémica difusa.
  • Esclerodermia sistémica limitada.

En el primer caso, la nosología puede ser bastante crónica afectando en mayor proporción, en contraste a los individuos que sufren esclerodermia sistémica limitada.

Esclerodermia donde se presenta el fenómeno Raynaud

Asimismo es famosa como Esclerosis sistémica sin esclerodermia, y en contraste a las precedentes, esta solo genera daños internos. Esto hace, que no exista síntomas o bien afecciones presentes en el área cutánea.

Causas de esclerodermia

Como ocurre con un sinnúmero de enfermedades autoinmunes, se especula que la esclerodermia aparece por un ‘error’ de nuestro organismo. Nos referimos a un fallo, en tanto que el organismo se ataca a sí mismo advirtiendo una falsa amenaza. Esto produce como resultado en vez de un beneficio, efectos perjudiciales para la salud y el cuerpo.

No obstante, hasta el instante se ignora la causa precisa de la esclerodermia. Si bien, se sospecha sobre lo que pueden ser ‘factores de riesgo’. Encontrándose entre ciertos de ellos los siguientes:

  • La exposición al polvo de sílice.
  • La exposición al policloruro de vinilo.
  • Factores relacionados con la genética.
  • Factores relacionados con el entorno.

No debe descartarse el hecho de que la esclerodermia asimismo puede aparecer al lado de otras nosologías autoinmunes. Cuando esto sucede, acostumbra a considerarse como síndrome de superposición. Encontrándose entre ciertas nosologías autoinmunes que pueden aparecer en conjunto a la esclerodermia, las siguientes:

Evolución de la enfermedad

En la mayor parte de casos, la esclerodermia acostumbra a empeorar con el trascurrir del tiempo, avanzando como cualquier otra enfermedad generativa. Esta enfermedad al ir empeorando con el tiempo, puede provocar afecciones, semejantes como:

  • Insuficiencia nefrítico y cardiaca.
  • Cicatrización en ciertos órganos internos.
  • Diferentes géneros de cáncer.
  • Contrariedades para alimentarse apropiadamente con la nutrición.

Se puede destacar, que los individuos que presentan esclerodermia localizada, tienen un mejor pronóstico que aquellos perjudicados por el fenómeno Raynaud. No olvidemos que cada caso de esclerodermia es particular. Pudiendo esta enfermedad empeorar de forma diferente en todos y cada paciente.

Síntomas de la esclerodermia

Las primordiales señales de alarma con esta enfermedad, acostumbran a verse con la acumulación de tejido o bien colágeno en la zona cutánea. No obstante, asimismo existen otro género de señales, siendo ciertos síntomas más habituales de esclerodermia, los siguientes:

  • Cambio de color en los dedos de las manos o bien de los pies (generalmente acostumbra a presentarse una coloración blanquecina o bien azul).
  • Cambios anormales en el tono de la piel.
  • Endurecimiento de la zona perjudicada.
  • Complejidad para efectuar movimientos en la zona perjudicada.
  • Dolor y también inflamación de las articulaciones.
  • Diarrea o bien estreñimiento.
  • Arritmia cardiaca.
  • Sensación de agotamiento incesante.
  • Minoración anormal de peso.

Como se mentó previamente, hay una alteración de esta nosología en donde no se presentan síntomas en la piel, ocasionando de manera directa el daño interiormente. A esta alteración de la nosología se le conoce como Esclerodermia con fenómeno Raynaud. Siendo esta, más bastante difícil de advertir a simple vista, al no presentar una sintomatología externa.

¿De qué manera puede diagnosticarse la esclerodermia?

Diagnóstico de la Esclerodermia

Siendo una enfermedad poco usual que puede afectar a cualquier una parte del cuerpo, resulta bastante difícil su diagnóstico. No obstante, exactamente la misma puede advertirse por medio de estudios médicos en dependencia del género de esclerodermia que se presente. Ciertas pruebas que se efectúan para diagnosticar la esclerodermia, son las siguientes:

  • Exámenes de sangre y de orina.
  • Radiografía en la zona del tórax.
  • Biopsias del área cutánea en donde se presente la enfermedad.
  • Ecocardiografía y electrocardiograma.

Por norma general, acostumbran a realizarse pruebas mediante una capilaroscopia para advertirla. No obstante, en casos en donde se ven perjudicados los órganos internos, pueden hacerse exploraciones mediante endoscopias para confirmar la presencia de esta nosología.

Para ello, es conveniente visitar a un reumatólogo capacitado que pueda valorar de forma precisa el caso de esclerodermia.

Tratamientos para la esclerodermia

Como se mentó ya antes, nos hallamos frente a una enfermedad autoinmune que hasta el instante resulta insanable. Si bien un diagnóstico en etapas temprana podría asistir de forma notable a soportar esta nosología con menor complejidad.

Entre ciertos tratamientos que existen para tratar la esclerodermia hoy en día, se hallan primordialmente los siguientes:

  • Tratamientos a base de fármacos capaces de inhibir los efectos del sistema inmunitario.
  • Tratamientos llevados a cabo con células madres.
  • Terapias para eludir el engrosamiento de la piel.

Podemos destacar, que el tratamiento puede cambiar sensiblemente en dependencia del área que resulte perjudicada por esta enfermedad. No obstante, los procesos llevados a cabo para tratar esta nosología acostumbran a enfocarse en la utilización de los próximos medicamentos:

Fármacos que sirvan como inmunosupresores

Esta clase de medicamentos pueden inhibir ciertas funciones del sistema inmunitario, reduciendo de forma notable su actividad. Recordemos que la esclerodermia siendo una enfermedad autoinmune, hace que el organismo se ataque a sí mismo. Al verse disminuida la actividad del sistema inmunitario, se retrasa el desarrollo y degeneración producidos por esta nosología.

Fármacos que funcionen como vasodilatadores

Estos fármacos acostumbran a emplearse primordialmente en los casos en donde se genera la esclerodermia con fenómeno de Raynaud. Los medicamentos empleados como vasodilatadores dejan que exista una mejor circulación en el sistema sanguíneo. Esto hace, que puedan reducir en gran porcentaje las contracciones musculares producidas por la enfermedad.

Fármacos Anti Fibróticos

Los medicamentos empleados con esta función, son unos de los más esenciales para tratar los casos de esclerodermia. Estos, evitan que se genere el colágeno en demasía. Siendo esta, la causa primordial de diferentes afecciones producidas por esta enfermedad.

No olvidemos que al generarse en demasía el colágeno, se forman capas en la piel que van limitando la movilidad de las articulaciones.

Recomendaciones a tener en consideración en el caso de padecer esclerodermia

Debe tenerse en cuenta, que ante sospechar del sufrimiento de esta enfermedad, resulta de vital relevancia asistir con un profesional de la salud. Solo un médico correctamente capacitado, puede valorar tu caso de forma concreta y también señalarte el tratamiento a proseguir para tratar esta enfermedad.

Asimismo hay algunas recomendaciones auxiliares que pueden tenerse en cuenta para progresar la calidad de vida frente al sufrimiento de esta nosología. Siendo alguna de estas, las siguientes:

Aumenta los cuidados de tu piel

Siendo la esclerodermia una enfermedad que afecta primordialmente el área cutánea, resulta esencial dedicar singular atención a esta. Procura sostener tu piel hidratada de manera regular, y evita la exposición solar a lo largo de periodos de tiempo prolongados.

cuidado de la piel frente a la Esclerodermia

Procura sostener tus articulaciones y músculos en movimiento

Frente a la presencia de enfermedades reumáticas, es esencial procurar no perder la movilidad de los músculos y las articulaciones. Para ello, se aconseja practicar moderadamente ciertos ejercicios en donde puedas estirar tus músculos.

Se aconseja asistir con un médico o bien reumatólogo que pueda señalarte las clases de ejercicios que puedes hacer para combatir los efectos de esta enfermedad.

Evita al límite los productos dañinos para tu salud

Es esencial que quienes sufran esta enfermedad cuiden al límite su salud, de forma especial la bucal. Se aconseja eludir el consumo tanto de bebidas alcohólicas, como el cigarro y tabaco. En tanto que, estas pueden afectar tanto la salud de nuestra boca, como nuestro organismo.

No consumas comestibles que irriten tu estómago

Se aconseja hacer una dieta balanceada en donde se consuman comestibles que contengan fibra. Descarta absolutamente las comidas que puedan irritar tu estómago, semejantes como:

  • El café.
  • Comestibles con altas cantidades de grasas.
  • Bebidas gaSeosas.
  • El Chocolate.

Eludir exponerte a temperaturas bajas

Como es bien sabido, quienes sufren esta enfermedad acostumbran a probar dolores y también hinchazón en las extremidades, singularmente en los dedos. Las temperaturas bajas, pueden contribuir a que se acentúan los dolores o bien hinchazón ocasionados por esta nosología. Procura sostener una temperatura conveniente en tu hogar. Si sales, intenta abrigarte lo bastante.

Procura llevar un modo de vida sosegado y sin agobio

Los niveles elevados de agobio como el desequilibrio sensible, solo contribuyen a empeorar los síntomas de esta enfermedad. Procura llevar un modo de vida en donde tu calma no acostumbre a verse perjudicada. Puedes practicar ejercicios de meditación para ello. Asimismo, es conveniente que intentes charlar sobre el tema con tus seres queridos.

Consume agua de forma regular

Tomar agua para la Esclerodermia

Tal y como se mentó ya antes, frente a la presencia de esta enfermedad, resulta bastante esencial sostenerse hidratado. El consumo regular de agua, es bastante esencial para nuestro cuerpo. Encontrándose entre ciertos de sus beneficios primordiales, para tratar esta enfermedad, los siguientes:

  • Hidrata nuestro cuerpo.
  • Purifica el organismo.
  • Reduce el peligro de dificultades gástricas y también intestinales que pueden generar esta enfermedad.
  • Facilita la ingestión de comestibles.

Asiste a conjuntos de apoyo

Como se ha mentado ya antes, es esencial charlar sobre este tema con las personas que te rodean. Existen conjuntos de apoyo, en donde asisten personas que sufren esta nosología buscando conocer otros casos y exponer sus experiencias. Esta es una buena opción alternativa a fin de que no te sientas solo contra la enfermedad y te motives a batallar contra exactamente la misma.

No olvides efectuarte chequeos médicos de forma frecuente

Como se ha visto, la esclerodermia es una enfermedad poco común, y pese a que existen diferentes factores de peligro que pueden causarla, hoy en día se ignoran con precisión sus causas. El pronóstico de esta nosología puede ser bastante difuso, con lo que se aconseja asistir periódicamente al médico y efectuarse los respectivos chequeos de rutina.

Así, sostendrás un control regular sobre tu salud. Y en el caso de sospechar sobre la aparición de algún género de esclerodermia, vas a poder comenzar a efectuar un tratamiento de forma temprana que te deje soportar esta enfermedad de la forma más conveniente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *