Rafael Aragón
Salud

¿En qué momento se genera una negligencia médica?

Todo profesional debe efectuar su tarea conforme las restricciones establecidas para eludir incurrir en faltas. Los médicos siempre y en todo momento han estado a la vista del ojo público por casos de negligencia médica. En sus manos se halla la vida de cada uno de ellos de los pacientes que atienden. Con lo que deben actuar con precaución siempre y en toda circunstancia sosteniendo por delante la integridad de la persona bajo su cuidado. Al implicarse en un caso de mala práctica, puede acercarse el fin de su carrera.

Negligencia médica: un fallo que puede valer la vida de los pacientes

Se ha reconocido como deber de un profesional de la salud sostener la integridad de sus pacientes. Así sea en un centro médico o bien que se halle bajo su cuidado en otro espacio. La realidad es que, pese a tratarse de una obligación, no todos y cada uno de los médicos trabajan bajo exactamente la misma moral. Lo que se transforma tanto en un incumplimiento del compromiso al juramento hipocrático como a su tarea sanitaria.

Negligencia médica

Al cometer una grave falta que ponga bajo riesgo la salud del paciente, de forma automática se declara que ha cometido una negligencia médica. Así sea de tipo físico o bien ética, cualquier acción que se considere como atentado a la persona, es penado. Y se debe recurrir a un letrado especialista en negligencias médicas a fin de que lleve el caso. Sin su presencia, el implicado podría salir impune.

Ningún médico puede salir de los estándares y códigos establecidos en su práctica. De hacerlo, el perjudicado tiene total derecho a demandar una indemnización. Si bien se espera que los profesionales cumplan su deber, no siempre y en todo momento sucede, presentándose situaciones de esta clase. Y de ser una causa de muerte, van a ser los familiares o bien tutores los encargados de prepararse para hacer justicia.

No todo puede considerarse una falta del médico

La práctica de la tarea de un médico puede traer consigo casos perdidos. Ciertos pacientes no conseguirán salvarse, lo que causa indignación en los familiares. Y de igual modo sucede cuando los resultados de un procedimiento no son los aguardados. Siempre y en toda circunstancia hay un margen de fallo que puede complicar la situación. Con lo que hay que saber identificar apropiadamente en qué momento se está en presencia de una negligencia médica.

Para establecer casos claves en estos hechos, se han establecido 3 elementos que determinan si el médico ha cometido una falta. Primeramente, se debe aclarar si hay una lesión. Puede ser de tipo físico, donde afecta a la salud de la persona tras haber incurrido a un tratamiento o bien procedimiento médico. Se habla de estética cuando se ve perjudicada la apariencia. Al tiempo que se considera una lesión ética cuando causa una secuela sicológica, o bien hasta ha perjudicado a nivel económico al paciente.

Médicos negligentes

Entonces se determina si hubo mala práctica. En este sentido se habla del médico que ha cometido acciones fuera de los límites establecidos en su tarea. Y más tarde causa daño a la persona tratada. Finalmente, se debe establecer un vínculo causal con el punto precedente. De este modo se verifica que el médico actuó negligentemente. Estos 3 elementos dejan patentizar que un paciente ha sido perjudicado y puede ser indemnizado.

¿De qué manera prepararse frente a una negligencia médica?

En caso de que se presente una situación donde se cometió negligencia médica, debe actuarse con precaución. Lo primordial es educar para saber cuáles son los pasos a continuar para localizar una solución al inconveniente. Para ello, es preciso asistir a profesionales en leyes, puesto que no se trata de casos fáciles. Un letrado especialista en esta área tiene la preparación precisa para proteger a los perjudicados.

Tras haber escogido a quien va a llevar el caso, se debe administrar toda la documentación precisa para probar la falta médica. Además de esto, es precisa la intervención de un perito médico ecuánime para determinar si se cometió mala práctica. El centro médico está en la obligación de cooperar y proveer toda la información pedida. Lo mismo aplica al médico implicado.

El letrado puede actuar de 3 formas conforme los resultados de la investigación. Presentar un caso de responsabilidad civil a fin de que se dé una indemnización al perjudicado. Si se trata de responsabilidad patrimonial, se busca probar las negligencias ocurridas en el centro implicado. Y finalmente, la responsabilidad penal. Acostumbra a ser un movimiento legal bastante radical mas preciso. Cuando el fallo es en favor del paciente, se decreta inhabilitación del médico, multas o bien hasta puede pedirse cárcel por falta grave.

Abogados contra negligencia médica

Mas el camino tomado dependerá de la perspectiva en que estudie el caso el letrado. En cualquiera de los casos, siempre y en toda circunstancia se busca resguardar la integridad del perjudicado. Y al unísono, dejar un precedente que fuerce a los médicos a cumplir su tarea en los límites establecidos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *