Sociedad

El suelo se mantendrá cuidado y brillante con las técnicas y procedimientos adecuados

Es normal que a la mayoría de las personas les guste que los suelos de sus casas u oficinas luzcan brillantes y bien cuidados. Para devolverle el brillo que se pierde con el paso del tiempo hay que aplicar ciertos trucos de limpieza muy sencillos, dependiendo del tipo de superficie, o en casos de rayones y maltrato por el uso constante. Pero para casos más profundos, como por ejemplo grietas, la opción es recurrir a los servicios de empresas especializadas, de las cuales hay varias de comprobada calidad.

El paso del tiempo, arrastrar los muebles, el ajetreo diario de los ocupantes o empleados de un negocio hacen que los suelos de casas u oficinas no puedan mantenerse en perfectas condiciones de forma permanente, produciéndose un desgaste y la pérdida de brillo. Esto es totalmente remediable con técnicas y procedimientos especiales de pulido y abrillantado de suelos, que son tan esenciales como pintar y redecorar el hogar o las oficinas.

Antes de decidir qué hacer para devolverle el aspecto original, se debe tener en cuenta el tipo de suelo y las condiciones en las que se encuentra. Cuando el deterioro es grave, hay recurrir a una empresa profesional que cuente con las herramientas y los elementos que se requieren para realizar un trabajo profundo.

Cuando la persona decide hacerlo por sí misma hay que tener sumo cuidado, ya que hay productos caseros que pueden empeorar la situación, dañando aún más la superficie. Siempre hay que estar seguros de lo que se aplicará, que sea de  buena calidad.

En cuanto a los métodos de limpieza más efectivos, uno de los más recomendados es el pulimento, que además, dejará desinfectadas todas las áreas. Es de fácil aplicación y comprobada calidad.

Consejos para lograr suelos más brillantes

Como ya se mencionó, lo primero que se debe tener en cuenta en el momento de realizar el abrillantado de suelos, es su material. De esto dependerá el tipo de técnicas y los materiales a utilizar para que el trabajo sea efectivo y se mantenga la superficie en condiciones óptimas durante mucho más tiempo. En el caso de los suelos de madera, éste es un material que debe pulirse cada cierto tiempo, en vista de que suele cambiar su color y perder con facilidad su brillo.

En este caso, lo primero que se debe hacer es pasar la aspiradora para retirar el polvo, seguidamente poner 3 litros de agua en un cubo, añadir un chorro de vinagre y el zumo de varios limones. Con este líquido y una fregona se limpia de manera sencilla.

En el caso de los suelos de cerámica, uno de los más usados por su resistencia y facilidad para limpiar, el truco están en aspirar o barrer el polvo o la suciedad, hacer una mezcla con tres litros de agua y un poco de bicarbonato, disolverlo bien y añadir vinagre de manzana. Pasar esta mezcla con una fregona bien escurrida de forma habitual.

Para suelos de porcelanato y cemento, más brillantes y limpios, se recomienda limpiar o aspirar el polvo, hacer una mezcla con tres litros de agua y agregarle detergente o jabón líquido neutro, y pasar la fregona perfectamente escurrida todas las veces que sean necesarias. En el caso de los suelos de cemento, se debe tener mucho cuidado con no utilizar sustancias ácidas para su limpieza y evitar elementos que lo rayen.

Técnicas más comunes para pulir

En el caso de las técnicas para el pulido y abrillantado de suelos también va a radicar en el tipo del material. Generalmente este proceso se hace básicamente en cuatro etapas. La primero se llama desbastar, y consiste en eliminar las imperfecciones de la superficie; seguidamente viene la de pulido, para ello, lijan con un disco fino para que el suelo brille.

El tercer paso es el abrillantado, que se trata de emplear productos, como por ejemplo cera, para proporcionarle al suelo un alto grado de brillo; y culminan con la etapa de protección, es decir, que aplican un protector de acuerdo al tipo o material para que el acabado reluciente se mantenga durante más tiempo. En conclusión, el pulido y abrillantado de suelos, no pueden tratarse de manera ordinaria. Necesariamente se debe contar con profesionales de alta calidad y tecnología punta para lograr suelos con superficies agradables, brillantes, renovadas, bonitas y relucientes, así como los tratamientos para protección antimanchas y antideslizantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *