Sociedad

El mercado de España de vehículos va a caer un tres por ciento en dos mil diecinueve

El año dos mil diecinueve acabará con una caída del mercado automovilístico en España de entre un dos por ciento y un tres por ciento. De esta forma lo ha confirmado el presidente de la Asociación De España de Fabricantes de Vehículos y Camiones (Anfac) José Vicente de los Jóvenes, que ha estimado que las dudas de los españoles en el instante de adquirir automóviles han hecho que se pierdan treinta ventas hasta abril.

En una conferencia de prensa festejada en el Automobile Barna, De los Jóvenes ha concretado que estas dudas nutren al mercado de segunda mano y que, entre la minoración de compras de turismos nuevos y las tendencias del mercado de ocasión, dominado por los vehículos de más de diez años, contribuyen al envejecimiento del parque.

Envejecimiento del parque

De los Jóvenes ha estimado que la demanda de automóviles nuevos en España fluctuará entre las uno con quince y uno con tres millones de unidades a lo largo de la próxima década, una cantidad distanciada de los uno con treinta y dos millones de vehículos vendidos el año pasado. En ese sentido, Anfac piensa que la población de más edad proseguirá activa en el mercado y su cuota ascenderá del veintitres por ciento al veintiocho por ciento. Por el contrario, la cuota de población general con vehículo descenderá del sesenta y dos por ciento al cincuenta y seis por ciento.

La edad media del parque de España, que supera en la actualidad los doce años de edad, proseguirá ascendiendo hasta llegar a un máximo de trece años en dos mil veintidos y dos mil veintitres, cifra que va a ir descendiendo hasta los once años en dos mil treinta. En esa data, De los Jóvenes ha estimado que el dieciseis por ciento de los automóviles en circulación van a tener más de veinte años, un hecho con un impacto negativo en el medio ambiente y la seguridad vial.

Cambio de movilidad

Tanto De los Jóvenes como Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac han incidido y reiterado en que la movilidad va a mudar, sobre todo, en las urbes, donde «cada vez va a vivir más gente». «Va a ser la movilidad que va a decidir el ciudadano, no los fabricantes», ha concretado De los Jóvenes. Conforme la asociación, no amoldarse a esta movilidad le podría valer al campo una pérdida del dos por ciento del Producto Interior Bruto anual, unos veintiuno y ciento sesenta y cinco millones de euros, pérdidas que serían realmente difíciles de recobrar.

Para encarar este reto, De los Jóvenes ha señalado la relevancia de arrancar en España un plan de competitividad que precisará de ayudas y capacitación concreta. «Precisamos una legislación que, por qué razón no como la de ciertos países en Europa, sea homogénea para facilitar la movilidad al usuario. Los constructores comenzarán no solo a vender automóviles, sino más bien asimismo a vender servicios», ha detallado el presidente de Anfac.

Hay que optimar la logística

De los Jóvenes no ha querido finalizar sin entrar a valorar la situación logística del país. España es el segundo fabricante europeo, mas sus plantas está muy desperdigadas por el país. «La carencia de corredores y de optimización logística puede afectar de forma negativa en entre cincuenta y cien euros por unidad ensamblada, si bien habría que valorar cada modelo, materiales y demás para especificar la cantidad precisa», ha explicado.

Además, asimismo ha apuntado que la electrificación no tiene por qué razón destruir puestos, sino los convertirá. El presidente de Anfac ha recordado que los eléctricos prosiguen debiendo acoplarse y pintarse y que solamente cambia es que en lugar de motor de combustión, hay baterías. «El inconveniente es que las baterías se acoplan en Corea, China, el país nipón… y no acá», ha aceptado. Incluso de esta manera, asimismo ha protegido que va a haber nuevos perfiles profesionales que ahora no hay, sobre todo en el campo de la tecnología, con lo que perfiles concretos como ingenieros de software, por servirnos de un ejemplo, van a entrar en juego.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *