ÚLTIMOS POSTS

El mercado automovilístico vive su peor enero desde mil novecientos ochenta y nueve

  • En el mes de enero se inscribieron cuarenta y uno y novecientos sesenta y seis turismos y todoterrenos, un cincuenta y uno con cinco por ciento menos con respecto a las ochenta y seis y cuatrocientos cuarenta y dos unidades entregadas exactamente el mismo mes del año pasado

  • Anfac apunta a las limitaciones del Covid-diecinueve, a la borrasca Filomena y sobre todo a la subida del Impuesto de Matriculación y el fin del plan Renove como las causas de la debacle

El mes pasado se inscribieron en España, conforme la Asociación De España de Fabricantes de Vehículos y Camiones (Anfac), un total de cuarenta y uno y novecientos sesenta y seis turismos y todoterrenos, una cantidad que supone un caiga del cincuenta y uno con cinco por ciento con respecto al mismo mes del año pasado, en el que se entregaron ochenta y seis y cuatrocientos cuarenta y dos unidades. Conforme Anfac, estas cantidades suponen el peor mes de enero desde mil novecientos ochenta y nueve, ejercicio en el que se comenzaron a registrar las ventas del mercado de España mensualmente.

Anfac apunta que las consecuencias de esta debacle son múltiples. Primeramente, la borrasca Filomena y las nuevas limitaciones para detener la pandemia del Covid-diecinueve, más estrictas que las de finales del año pasado, han complicado las matriculaciones. Además de esto, estos factores se han visto agravados por la subida del Impuesto de Matriculación al entrar en vigor la normativa de emisiones WLTP, y al negarse el Gobierno a amoldar el impuesto al incremento de emisiones, y por el fin del plan Renove, a pesar de no haberse consumido el ochenta por ciento de los fondos reservados para las ayudas. Sumándolo todo se crea una tormenta perfecta mortal para el mercado de España. «Proseguimos pensando que es posible corregir todavía la subida del impuesto, como hizo Italia en la última semana de diciembre, y recobrar el plan de achatarramiento (Renove) de forma estable», afirma Noemi Navas, directivo de comunicación de Anfac.

No se salva ningún canal de venta, siendo el de las compañías alquiladoras el que más ha caído, en un sesenta y cinco con cuatro por ciento hasta las cuatro mil quinientos treinta y cinco unidades, y el de las compañías el que menos, en un cuarenta y tres con nueve por ciento hasta las dieciocho y trescientos noventa y siete unidades. El canal privado cerró el mes con diecinueve.034 unidades matriculadas, un cincuenta y tres con uno por ciento menos que en el primer mes del año del año pasado. «El mercado de automoción prácticamente desapareció en el mes de enero. La confianza del consumidor prosigue en mínimos y hubo clientes del servicio que adelantaron su adquiere para eludir la subida del Impuesto de Matriculación», reconoce Raúl Morales, directivo de comunicación de la patronal de concesionarios, Faconauto. «Recobrar la demanda es urgente para romper esta espiral negativa. Y teníamos la herramienta para conseguirlo: si se hubiese dado continuidad al plan Renove operativo estaríamos probablemente hablando de caídas menores», agrega.

Tampoco arrancó bien dos mil veintiuno para el mercado de automóviles comerciales ligeros, con un total de nueve mil quinientos cuarenta y cuatro unidades vendidas, un treinta y uno con uno por ciento menos en comparación con mismo mes del año pasado, ni el de automóviles industriales, buses, buses y microbuses, con mil novecientos noventa y seis unidades entregadas, un diecinueve,4 por ciento menos. Resalta el descenso del sesenta y uno con cinco por ciento del segmento de los buses, con solo ciento veintinueve entregas.

Por carburante, modelo y marca

Al cierre de enero, los automóviles alternativos, que incluyen eléctricos, híbridos, híbridos enchufables, híbridos de gas y también hidrógeno, superaron en cuota de mercado al diésel alcanzando un veintiocho con cuatro por ciento. Por su lado, el diésel acaparó el veinticinco con cuatro por ciento del mercado, al paso que la gasolina se quedó con un cuarenta y seis con dos por ciento. Las emisiones medias de los automóviles nuevos vendidos en el primer mes del año fueron de ciento veintisiete con dos gramos de CO2 por quilómetro, una cantidad superior a los ciento cuatro gramos de diciembre producto de la entrada en vigor de la normativa de homologación de emisiones WLTP.

Noticias relacionadas

Por marcas, Seat fue la más vendida de enero con cuatro mil quinientos veinticuatro unidades, poniendo al León como el turismo más matriculado del primer mes del año con mil cuatrocientos setenta y ocho unidades. Peugeot (tres mil seiscientos treinta y dos) y Toyota (tres mil quinientos treinta y uno) cerraron el pódium de marcas, al paso que el Dacia Sandero se situó cerca del León como el segundo vehículo más demandado en España con mil cuatrocientos treinta y uno unidades. El nuevo Hyundai Tucson fue el tercer vehículo más comprado en el primer mes del año con mil ciento cuarenta y dos unidades.

El mercado francés asimismo cae, mas solo un cinco con ocho por ciento

No comenzó bien el año el mercado francés, mas su caída fue considerablemente más sutil que la registrada en España. En conjunto, conforme el Comité de Construcciones Franceses de Vehículos (CCFA), fueron ciento treinta y cuatro mil doscientos veintinueve unidades las matriculadas el mes pasado en Francia, un cinco con ocho por ciento menos en comparación con mismo mes de dos mil veinte. Contando turismos y comerciales, las entregas totales sumaron ciento sesenta y mil doscientos veinticinco unidades, un tres con dos por ciento menos, treinta y cuatro y ochocientos cuarenta y cuatro de los que fueron automóviles comerciales ligeros, un siete con seis por ciento menos.

Peugeot, con veintiseis y sesenta y tres unidades, un diez con nueve por ciento menos, dominó el mercado sobre Renault, con dieciocho y ochocientos ochenta y uno unidades, un veinte con nueve por ciento menos, y de Citroën, con doce y trescientos catorce unidades, un veintiuno con dos por ciento menos.

Latest Posts

MÁS VISTOS