Coches circulando por la carretera
Sociedad

El mercado automovilístico de España se hunde un noventa y seis con cinco por ciento por el Covid-diecinueve

El coronavirus ha provocado la peor cifra de matriculaciones de los últimos veinte años. Conforme la Asociación De España de Fabricantes de Vehículos y Camiones, en el mes de abril se vendieron cuatro mil ciento sesenta y tres unidades, todas y cada una respectivas a operaciones anteriores al estado de alarma que se han completado este mes. Esta cantidad representa una caída del noventa y seis con cinco por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. «Jamás en la historia reciente de las ventas de automóviles en el país se había registrado una cantidad tan baja de venta de turismos», señala Anfac, si bien recuerda que «tampoco se había experimentado una crisis humanitaria y social del calado de la pandemia del coronavirus».

La imposibilidad de abrir los concesionarios para eludir la propagación del virus provocó que el canal de particulares se quedase en el mes de abril en ochocientos veintitres unidades, cayendo un noventa y 8 con dos por ciento, siendo el que más se reduce por delante del de empresas, con novecientos noventa y tres unidades (-noventa y siete con tres por ciento) y el de alquiladoras (-noventa y 3 con seis por ciento). En el amontonado del año se han vendido doscientos veintidos mil ochocientos sesenta y seis turismos y todoterrenos, un cuarenta y 8 con nueve por ciento menos que a lo largo de los primeros 4 meses del año pasado. Al cierre de marzo, tras un par de semanas de estado de alarma, la caída amontonada era del treinta y uno por ciento .

Anfac prevé que la apertura de los concesionarios en los próximos días mejore las cantidades de cara por mes de mayo, si bien el mercado no se recobrará «hasta tras el verano y siempre y en toda circunstancia con cifras inferiores a las registradas en dos mil diecinueve«. En ese sentido, Noemi Navas, directiva de comunicación de Anfac, repite la necesidad de que la reapertura de los concesionarios se acompañe de «un plan de estímulo de la demanda que asista a los usuarios que precisen o bien deseen mudar de vehículo».

Opel, la marca más vendida en el mes de abril

Seat se sostiene como la marca más vendida de dos mil veinte con veintiuno y setecientos trece unidades, si bien fue el Conjunto PSA (Opel, Citroën y Peugeot) el que más vendió en el país el mes pasado. En verdad, las 3 marcas copan el pódium mensual por este orden, poniendo 8 automóviles entre los diez más comprados del mes. De este modo, de la firma alemana se inscribieron mil cincuenta y dos unidades, al paso que de Citroën fueron ochocientos setenta y uno y de Peugeot trescientos cincuenta y cuatro. Los automóviles más vendidos fueron el Opel Crossland X, con cuatrocientos treinta unidades, el Corsa, con trescientos noventa y cinco y el Citroën C3, con trescientos cincuenta y uno. En el amontonado del año, el Seat León (seis mil cuatrocientos cincuenta), el Nissan Qashqai (cinco mil ochocientos cincuenta y seis) y el Seat Ateca (cuatro mil ochocientos noventa y siete) son los turismos más vendidos.

Por género de propulsión, en el mes de abril subieron el diésel, que copó un veintinueve con uno por ciento del mercado, y la gasolina, que hizo lo propio en un cincuenta y nueve con siete por ciento. Por su lado, la cuota de mercado de los vehículos de propulsión opción alternativa (eléctricos, híbridos, híbridos enchufables y también híbridos de gas) fue del once con dos por ciento, cayendo desde el veinte por ciento de marzo. A lo largo del primer cuatrimestre el reparto es del cincuenta y cinco por ciento para la gasolina, del veintisiete con tres por ciento para el diésel y del diecisiete con siete por ciento de los automóviles de propulsión opción alternativa.

Automóviles comerciales y también industriales

Los automóviles comerciales prosiguieron exactamente el mismo camino de los turismos y los todoterrenos cayendo un noventa y uno por ciento en el mes de abril con mil ochocientos veintidos unidades vendidas. También, desde enero hasta abril el descenso ya es del cuarenta y nueve con uno por ciento con treinta y 8 y ciento seis unidades. El canal de autónomos es el que más ha sufrido el impacto del Covid-diecinueve, lastrando las matriculaciones un noventa y cinco por ciento hasta las trescientos dieciocho unidades.

En lo que se refiere a los automóviles industriales y buses, la caída fue menos atractiva, mas del mismo modo esencial, vendiéndose novecientos cinco unidades para una reducción del cincuenta y 4 con nueve por ciento, perdiendo ya un veintiseis con dos por ciento de sus ventas en el amontonado del año con seis mil seiscientos cuarenta y dos unidades. En un caso así, mientras que los industriales cayeron un cuarenta y nueve con nueve por ciento en el mes de abril, los buses lo hicieron un ochenta y dos por ciento con solo cincuenta y siete unidades matriculadas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *