Tesla aprovecha su condición de fabricante en China y se coloca como segunda marca de eléctricos en el país
Sociedad

El mercado automovilístico chino subió un dieciseis por ciento en el mes de julio

El mercado automovilístico chino ha rebotado tras el coronavirus. En el mes de julio, conforme datos de la Asociación de Fabricantes de Vehículos de China (CAAM), firmó su cuarto mes sucesivo subiendo tras firmar dos con once millones de automóviles matriculados, un dieciseis por ciento más con respecto al mismo mes del año pasado. Sin embargo, el primer trimestre del año, instante en el que la pandemia afectó al continente asiático con más fuerza, prosigue lastrando el amontonado de dos mil veinte, que, con doce,37 millones de unidades vendidas, prosigue un trece por ciento por debajo con respecto a los primeros 7 meses de dos mil diecinueve.

El mercado chino es el más grande del planeta por volumen y el más esencial para automóviles eléctricos, donde pararán más de la mitad de los producidos en el mundo entero. En ese sentido, se inscribieron noventa y ocho automóviles de «nueva energía» (NEV) en el gigante asiático el mes pasado, un diecinueve por ciento más con respecto a julio de dos mil diecinueve, encadenando ya doce meses seguidos en alza. «Este incremento de ventas de automóviles NEV (eléctricos, híbridos enchufables y turismos de hidrógeno) muestra que los clientes del servicio y los fabricantes se están habituando a la nueva normalidad tras los recortes en las ayudas del año pasado», ha dicho Xu Haidong, de la CAAM, en la presentación de resultados.

De esta forma, la entidad espera que el año dos mil veinte se cierre con uno con uno millones de unidades de esta clase de automóviles vendidos, un once por ciento más que en dos mil diecinueve, al tiempo que estima que el mercado general va a caer alrededor del diez por ciento si se evita una segunda oleada del virus, en tal caso podría caerse hasta el veinte por ciento.

Tesla saca interés de la planta de Shanghái

Tesla genera turismos en China desde diciembre del año pasado. En concreto, la firma californiana acopla en la actualidad el Model tres, su berlina más accesible, y pronto fabricará asimismo el Model Y, un SUV derivado del mismo. Su actividad se desarrolla en unas condiciones provechosas en frente de la competencia, puesto que el Gobierno chino dejó a Tesla generar en el país sin asociarse con una marca local, como sí deben hacer el resto fabricantes internacionales como Volkswagen o bien BMW.

Con más de medio año marchando, la planta de Shanghái ha tolerado a Tesla situarse entre los líderes del segmento eléctrico en un mercado clave, entregando en el mes de junio, conforme la Asociación de Turismos de Pasajeros de China (PCA) once.014 automóviles el mes pasado, quedando solo tras BYD, que vendió catorce unidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *