Una carretera de Pequín en una imagen de archivo.
Sociedad

El mercado automovilístico chino medró un cuatro con cuatro por ciento en el mes de abril

Las ventas de turismos en China medraron en el mes de abril por vez primera desde junio de dos mil dieciocho. De esta manera lo reflejan los datos de la Asociación de Fabricantes de Vehículos de China (CAAM), que concluyen que el mes pasado se vendieron doscientos siete millones de automóviles en el mercado más grande del planeta, un cuatro con cuatro por ciento más con respecto a abril de dos mil diecinueve. Esta subida llega tras un par de meses fatales por culpa del coronavirus, que dejó caídas del setenta y nueve por ciento en el mes de febrero y del cuarenta y tres por ciento en el tercer mes del año.

Conforme la CAAM, de los doscientos siete millones de vehículos vendidos, setenta y dos fueron de propulsión opción alternativa, o sea, eléctricos, híbridos o bien de hidrógeno. Estas cifran mejoran las estimaciones iniciales que la CAAM lanzó hace apenas unos días, cuando presagió un aumento del 0,9 por ciento con unas ventas de en torno a un par de millones de unidades. A pesar del optimismo generado por la restauración del mercao del país asiático, la asociación estima que las ventas anuales podrían caer un quince por ciento aun si se logra retener la expansión del virus.

Proseguirán subiendo

La CAAM espera que las ventas de vehículos prosigan subiendo a lo largo de los 2 próximos meses merced al incremento de la demanda y a las medidas que desde la administración y entidades como los bancos han puesto en marcha para facilitar la adquisición de un vehículo. Estas pasan por la extensión de un par de años de las ayudas para la adquisición de eléctricos o bien la oferta de planes de financiación más flexibles con intereses más bajos.

Entre las marcas que anunciaron subidas en el mes de abril en China están Nissan, con un uno con uno por ciento más, y General Motors, que mejoró sus cifras en un trece con seis por ciento con su asociación estratégica con SAIC y en un trece con cinco por ciento con SGMW, otra asociación con SAIC y Guangxi Automobile Group que genera furgonetas. Ya antes, Volkswagen ya manifestó su optimismo tras reabrir sus concesionarios y plantas en China por el volumen de personas interesadas en adquirir un turismo. La firma alemana aseveró que «el negocio del vehículo alcanzará el nivel del año pasado [en China] a inicios de verano».

En lo que se refiere a las exportaciones de automóviles, desde la CAAM estiman en doscientos el número de unidades que van a dejar de salir del país hacia otros mercados. Conforme la asociación, las primordiales causas son la reducida demanda por culpa del virus y los cierres en las plantas de todo el planeta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *