Nissan e-NV200, fabricada en la planta de la Zona Franca.
Sociedad

El Gobierno prevé aprobar el Plan Moves a fines de mayo

El Gobierno prevé aprobar el Plan Moves, para estimular la adquisición de automóviles eléctricos y de energía opción alternativa, aparte de la instalación de puntos de carga, a fines de mayo o bien principios de junio. Conforme ha anunciado la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, en un ‘webinario’ organizado por la Asociación Empresarial para el Desarrollo y también Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), una de las grandes novedades va a ser la supresión de la obligación de achatarrar un vehículo para acceder a las ayudas de adquiere.

Sin embargo, aquellos que lo hagan se favorecerán de un incentivo más elevado que los que no. Conforme Aagesen, las ayudas fluctuarán entre los cuatro mil euros para los que no aporten un vehículo de más de diez años para achatarrar y los cinco mil quinientos euros que van a recibir los que sí entreguen un vehículo viejo.

Además, conforme la secretaria de Estado de Energía, se flexibilizarán los porcentajes del presupuesto destinados a los 4 pilares del plan: adquiere de automóviles, servicios de bicis compartidas, creación de infraestructura de carga y planes de movilidad para empresas. Al tiempo que en dos mil diecinueve solo entre el veinte y el cincuenta por ciento de la partida se destinaba a la adquisición de turismos nuevos, este año va a poder lograr el setenta por ciento. Aagesen asimismo ha confirmado una partida para «adquisiciones para renting» y un coste máximo mayor que el del año pasado, que fueron cuarenta euros o bien cuarenta y cinco en el de ser familia abundante.

sesenta y cinco millones de presupuesto

Conforme notificó La Tribuna de Automoción citando fuentes conocedoras de los trámites, el presupuesto del Plan Moves va a ser de sesenta y cinco millones, cincuenta provenientes de los Presupuestos Generales del Estado de dos mil diecinueve y quince millones provenientes de los fondos no gastados de los planes Movalt Automóviles y Movalt Infraestructuras de dos mil diecisiete.

Como el año pasado, se sostendrá el reparto de fondos entre las comunidades autónomas. A pesar de que el plan se regula desde el Gobierno, una vez se apruebe cada zona dispondrá de un par de meses como máximo para concretarlo, haciendo que las ayudas no lleguen hasta, por lo menos, el mes de julio o bien agosto. Conforme Aedive, esta «dilatación en el tiempo en la aprobación del programa podría ser aun positiva, pues los incentivos entrarían en vigor en el mes de julio-agosto, cuando se debería haber retomado la normalidad tras la crisis del coronavirus».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *