Las automatriculaciones caen en 2019
Sociedad

El doce con dos por ciento de los vehículos vendidos en dos mil diecinueve fueron automatriculaciones

El año pasado se efectuaron, conforme datos de la asesora MSI, un total de ciento cincuenta y tres mil setenta y nueve matriculaciones tácticas, o sea, las compras que las marcas se efectúan a sí para cumplir con ciertos objetivos. Esta cantidad representa un dieciocho,87 por ciento menos que la de dos mil dieciocho, año en el que se dispararon frente a la entrada en vigor de la normativa WLTP, y alrededor del doce con dos por ciento sobre el total de 1.258.260 matriculaciones registradas en España en dos mil diecinueve.

De entre las compañías que más automatricularon resalta Alfa Romeo. La firma italiana se cayó al vender solamente tres mil novecientos seis unidades en todo el año, un diecisiete con tres por ciento menos que en dos mil dieciocho a raíz del descenso de matriculaciones del Giulietta (-cuarenta y ocho con sesenta y siete por ciento ) del Giulia (-cincuenta y dos con sesenta y siete por ciento ) y del Mito, del que solo se vendieron dieciocho unidades en todo el año. Solo el Stelvio, con dos mil ochocientos setenta y dos unidades vendidas, medró el año pasado (+15,90 por ciento ). Del total, un veintiocho con siete por ciento de sus ventas correspondieron a matriculaciones tácticas, o sea, mil ciento veintiuno unidades.

Tras Alfa Romeo, Smart automatriculó mil trescientos treinta y cuatro vehículos, un veintiocho con dos por ciento de las cuatro mil setecientos veintisiete unidades que vendió el año pasado (-veinticuatro con ocho por ciento ). Jeep hizo lo propio con cuatro mil novecientos ochenta y uno turismos sobre los dieciocho.553 que vendió, o sea, un veintiseis con ocho por ciento del total y Honda recurrió a las matriculaciones tácticas para vender mil ochocientos diez unidades, un veintitres con ocho por ciento de las siete mil seiscientos diecinueve que inscribió en dos mil diecinueve. Además, Mercedes-Benz automatriculó un diez con siete por ciento más el año pasado, comprándose a sí el veintitres con tres por ciento de todos y cada uno de los vehículos que vendió, esto es, doce y quinientos treinta y uno sobre el total de cincuenta y tres y setecientos cincuenta y tres.

El año próximo se aguardan más, sobre todo de eléctricos y también híbridos

Los años con alteraciones normativas que afecten a los fabricantes son susceptibles de acabar con un mayor volumen de automatriculaciones, un recurso frecuente para cumplir los objetivos que dichos cambios demandan o bien para amoldarse a lo que las nuevas normativas requieran. De ahí que que el año pasado, con la llegada de la WLTP, subieron y con lo que este año lo volverán a hacer.

Al acabar dos mil veinte, los fabricantes deben acreditar una media de emisiones de noventa y cinco gramos de CO2 por quilómetro o bien menos para todos y cada uno de los vehículos que hayan vendido. De no cumplir, la UE les castigará con noventa y cinco euros por gramo de más y vehículo vendido este año, o sea, con una multa potencialmente milmillonaria.

De ahí que que, conforme datos asimismo de MSI, se prevé que las matriculaciones de eléctricos medren un catorce con dos por ciento en dos mil veinte, sobre todo impulsadas por un incremento de las matriculaciones tácticas de esta clase de turismos del setenta y cuatro por ciento. Conforme la asesora, el canal de empresas, en el que se contabilizan estas compras, medrará un dieciseis con cuatro por ciento al cierre del presente ejercicio. Asimismo se espera una subida de las automatriculaciones de automóviles de baja cilindrada y de híbridos enchufables.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *