Sociedad

El consejo de Renault se reúne el martes para decidir sobre la fusión con FCA

El consejo de administración de Renault se reunirá el martes próximo para abordar el proyecto de fusión valorada en treinta y cinco millones de euros que le ha propuesto Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y pronunciarse sobre si prosigue su examen en profundidad, conforme han indicado fuentes del fabricante francés. En caso de que se de el visto bueno a la proposición de FCA, los 2 conjuntos firmarían un memorando de comprensión (MoU) que marcaría el inicio de conversaciones exclusivas.

El pasado lunes, el consejo de Renault había decidido y tambiénstudiar «con interés» la posibilidad de esa fusión entre iguales, que conforme sus primeras impresiones le fortalecería industrialmente y sería «generador de valor auxiliar para la coalición» con Nissan y Mitsubishi.

La actitud de Nissan y de Mitsubishi es uno de los elementos que más deberán ponderar los máximos líderes de Renault, a la vista de la reacción tibia con la que recibieron los planes de FCA. El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, pasó cuarenta y ocho horas esta semana en Tokyo para explicarles que «esta nueva historia no se podía concebir más que dentro en el marco de la coalición», apuntó.

«Creo que perciben de manera plena el interés de la operación«, estimó Senard, que hizo apreciar que los directivos de Nissan pudieron ver que en el momento en que se hicieron públicas las pretensiones de FCA de fusionarse con Renault sus acciones se valorizaron.

Y agregó que con el quince por ciento de títulos de Renault a cargo de Nissan, «estarán a la cabeza de un activo con considerablemente más valor. Y asimismo podrán aprovecharse muy de manera rápida de sinergias suplementarias y de nuevas ocasiones».

Las relaciones dentro de la coalición atraviesan una fase particularmente frágil desde el instante en que en el mes de noviembre reventó la crisis por el arresto en el país nipón de Carlos Ghosn, que era hasta ese momento el responsable ejecutivo de Renault y Nissan, como el padre de sus 2 décadas de asociación.

El Gobierno francés, que tiene un papel esencial en la estrategia de Renault como primer accionista (controla un quince por ciento) se ha mostrado en un inicio a favor de esta operación de consolidación, mas fijando 4 condiciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *