Accidente del Tesla Model X de Walter Huang el 23 de marzo de 2018.
Sociedad

Demandan a Tesla por la muerte de un conductor en dos mil dieciocho

Tesla prosigue con su particular montaña rusa de demandas por accidente. Esta semana ha recibido una nueva demanda remitida desde el tribunal estatal de California que llega por la parte de la família de Walter Huang, de treinta y ocho años, fallecido en un accidente en dos mil dieciocho una vez que el sistema de navegación del Autopilot de su Model X padeciera, presuntamente, algún género de fallo. Esta demanda se aúna a la que la marca recibió hace 4 días de otro conductor californiano que les culpa de «prácticamente matarlo» cuando su Model S se salió de la senda y chocó contra una valla divisioria de carril.

La nueva demanda interpuesta del letrado de la familia de Huang, Mark Fong, se atribuye a Tesla que el modelo siniestrado en el que perdió la vida su cliente del servicio «carecía de sistemas de seguridad como un sistema de frenada de urgencia automático que funcionara adecuadamente». Conforme la família «Hang murió pues el software del Autopilot no funcionó adecuadamente» y estima que la marca «debía informar a los compradores que el Model X podía ocasionar lesiones a sus ocupantes en el caso de salida de carril y el impacto contra objetos fijos a pesar de utilizarse en condiciones de conducción ‘razonables'».

Colisión y también incendio

Walter Huang, empleado de Apple, conducía por la autopista ciento uno en Mountain View tras dejar a sus hijos en el instituto y activó el sistema Autopilot en su Model X de dos mil diecisiete a fin de que le llevase hasta la oficina en «una senda que efectuada diariamente. El Autopilot falló, dirigió el vehículo cara una barrera de protección tras salirse del carril y aceleró. Como consecuencia Huang murió en el accidente», explica el letrado de la familia.

Tras el accidente la NTSB (Junta Nacional de Seguridad en el Transporte) efectuó una investigación en la que se determinó que «no se advirtieron frenadas anteriores a la colisión ni movimientos evasivos de la dirección», conforme los datos de desempeño registrados por el vehículo. La batería del Tesla se partió a lo largo del choque y el vehículo se incendió. El letrado de Huang lamenta que la compañía no desee compartir los datos registrados por el vehículo por ser de su propiedad.

Si bien en esta demanda no solo ‘pilla’ Tesla sino tamién se acusa al Departamento de Transporte California por no haber reparado esas barreras de protección que estaban dañadas por otro accidente ocurrido una semana ya antes del siniestro del veintitres de marzo de dos mil dieciocho.

Tesla no ha comentado la demanda, si bien tras el accidente del pasado año apuntó en un comunicado que «El sistema Autopilot de Tesla no evita los accidentes, esta circunstancia sería imposible, sino hace que sea menos probable que sucedan. La misión es hacer que el planeta sea más seguro para los ocupantes de los automóviles, viandantes y corredores».

La carrera por el turismo autónomo terminante semeja que todavía queda algo lejos si bien para conocer los detalles del futuro, desde la semana próxima en el Automobile Barna se van a dar cita los últimos avances en este terreno en su salón que, además de esto, cumple cien años de historia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *