Dirigir un dispositivo iOS con DearMob Iphone Mánager
Tecnología

¿De cuál de las 7 Evas procedemos?

¿De cuál de las 7 Evas procedemos?

Las mitocondrias son unos orgánulos con una misión esencial en la célula. En ellos se realiza el proceso respiratorio celular. El oxígeno se combina con un principio inmediato para otorgar energía. Sin ellos la vida sería imposible pues sin energía la actividad cesa.

El ADN mitocondrial

En las mitocondrias hay un ácido nucleico concreto, el ADN mitocondrial. Los espermatozoides (células reproductoras masculinas), en su cabeza (parte que introducen en el óvulo), no tienen mitocondrias, mas los óvulos (células reproductoras femeninas) sí. Con lo que el ADN mitocondrial, que se halla en cualquier célula no reproductora de un hombre o bien de una mujer, procede únicamente de su madre.

Solo 7 Evas

Un maestro y también estudioso de genética humana de la Universidad de Oxford, Bryan Sykes, efectuó, hace más de diecinueve años, el análisis del ADN mitocondrial a seis mil europeos. La conclusión ha sido extraordinaria: solo existen siete géneros de ADN. Los europeos, en consecuencia, somos descendientes de 7 mujeres. 7 han sido las Evas que dieron origen a todos y cada uno de los europeos.

¿Dónde vivieron?

La primera de estas Evas vivió en Grecia hace cuarenta y cinco años. Se piensa que procedía de África, en donde la especie humana brotó hace cien años. Los lugares en donde vivían las otras Evas fueron: en el Cáucaso hace veinticinco años, en Toscana hace diecisiete años, en España asimismo hace diecisiete años, en la zona de los Pirineos hace trece años, en el centro de Italia hace diez años y en Oriente Próximo hace diez años.

No todas y cada una son mezclas

En cualquier sitio de Europa, la gente es una mezcla de estas 7 mujeres. Solo en Noruega y en Finlandia, precisamente entre los lapones, no se han producido mezclas. Presentan las peculiaridades de una sola Eva.

Para los que deseen conocer su origen

Cualquier europeo que tenga interés en conocer su origen puede entrar en la página Oxford Ancestors y, mandando una muestra lograda del interior de su boca, tras cubrir un formulario, va a recibir, pagando unos ciento ochenta euros, la información deseada. ¿Te animas? Yo no tengo ningún interés

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *