De qué manera comer sano en Navidad
Salud

Consejos para comer sano en Navidad

Apenas quedan unos días a fin de que llegue la Navidad. Una temporada del año muy singular, en la que las comidas y cenas en familia son usuales. En líneas generales, los comestibles que tomamos en Navidad tienen un alto índice calórico: polvorones, turrones, asados… Mas, ¿es posible comer sano en Navidad?

Si bien parezca una misión imposible, la verdad es que sí. Sí se puede comer de forma saludable en estas datas, si bien has de saber de qué manera hacerlo.

¿De qué forma comer sano en Navidad?

Menú equilibrado

Lo primero y más esencial es preparar un menú navideño equilibrado. ¿Qué es lo que desea decir esto? Por poner un ejemplo, si vas a servir un asado como plato primordial, evita los entrantes en grasas sobresaturadas como los embutidos. Opta mejor por una crema de verduras. Si bien a priori pueda semejarte un tanto extraño servir un plato de este género en la cena de Nochebuena, seguro que tus convidados te lo agradecen mucho: la crema de verduras viene realmente bien a fin de que el cuerpo entre en calor en esta temporada del año y, además de esto, es muy simple de digerir. Las verduras y hortalizas para los entrantes son una genial opción.

En lo que se refiere al postre, en esta temporada del año se tiende a abusar de los turrones, polvorones y tartas. ¿Por qué razón no preparas tu turrón casero a base de frutas? O bien, si deseas darte un «capricho», puedes servir un tanto del turrón que más te guste acompañado de una macedonia.

Hidratación

De la misma manera que en otra temporada del año, la hidratación es una de las reglas básicas para comer sano en Navidad. Si acostumbras a abusar de los refrescos y las bebidas ricas en azúcares en estas datas, es mejor que te olvides de ellas. Estas bebidas tienen un alto contenido calorífico y su valor nutricional es casi nulo. No te olvides de tomar 2 litros de agua diarios. Y, para tras las comidas y las cenas, nada mejor que una infusión para favorecer la digestión.

Ejercicio

¿Quién ha dicho que en Navidad no se puede practicar ejercicio? Aunque es verdad que a lo largo de las vacaciones lo más esencial es relajarse y reposar, no por este motivo debes dejar el deporte de lado. Puedes aprovechar estos días para hacer actividades al aire libre en familia, como caminar en bici o bien hacer una senda de senderismo. Con treinta minutos diarios de ejercicio basta para sostenerte en forma y cuidar tu salud.

cinco comidas

En Navidad es totalmente normal alterar los horarios de la rutina diaria. Mas no debes parar de hacer tus 5 comidas cada día. En caso contrario, solo lograrás llegar con considerablemente más apetito a el alimento primordial, lo que acarrea un mayor peligro de «atracón». Para el almuerzo y la merienda opta siempre y en toda circunstancia por snacks saludables, como la fruta o bien los frutos secos.

Cantidades de comida

En las comidas y cenas navideñas es fácil sobrepasarse en las cantidades. En casi todas las casas termina sobrando comida. Y esto es exactamente lo que debes eludir. Para supervisar las cantidades, mejor emplea platos medianos en lugar de grandes. Y, sobre todo, evita la tentación de reiterar múltiples veces. Es esencial que no termines el alimento sintiéndote atiborrado.

De qué manera comer sano en Navidad - Cantidades de comida

Forma de preparación

En lugar de comer mucho a lo largo de las fiestas navideñas, sin meditar en cuál es el valor nutricional de los comestibles, debes hacer justamente lo contrario: apostar por la calidad en lugar de la cantidad. Este es de los mejores consejos para comer sano en Navidad.

Favorece el consumo de vegetales y proteínas, y evita los procesados, las harinas refinadas y las frituras. Comer sano en estas datas no quiere decir que solo puedas tomar comestibles al vapor y verduras. Se trata de que valores todas y cada una de las opciones y escojas un menú sano, variado y equilibrado.

Alcohol

El alcohol es uno de los grandes protagonistas de las fiestas navideñas, mas no de ahí que debes abusar de él. Recuerda que las bebidas alcohólicas son muy caloríficas. Por tanto, debes tomar con moderación y tomar un vaso de agua entre copa y copa. ¿Por qué razón no te animas a preparar múltiples cócteles sin alcohol para ti y tus convidados?

Regla del 80/20

¿Alguna vez has oído charlar de la regla del 80/20? Es una regla sencillísima de aplicar, consistente en que el ochenta por ciento de todo cuanto tomas y comes sea sano, y el veinte por ciento sobrante sean antojos. De esta manera las comidas y cenas navideñas te resultarán considerablemente más soportables.

Nutrientes

En el momento de diseñar el menú navideño, debes seleccionar comestibles ricos en 2 nutrientes. Por una parte, las grasas insaturadas de origen vegetal, como los frutos secos y ciertos pescados. Y, por otra parte, la fibra, puesto que favorece el tránsito intestinal y da sensación de saciedad. La fibra está presente en legumbres, frutas y verduras de hoja verde.

Comestibles más sanos para Navidad

Comestibles más sanos para Navidad

Ahora que la teoría sobre lo que debes hacer para comer sano en Navidad está clara, pasaremos a la práctica. ¿Cuáles son los comestibles más sanos para las comidas y cenas navideñas? ¡Toma nota!

  • Mariscos: gambas, centollo, langostinos… Aportan proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Puedes prepararlos a la plancha o bien al vapor. Lo más esencial de todo es eludir entremezclar estos comestibles con rebozados y salsas.
  • Setas: las setas poseen vitaminas del conjunto B y minerales, aparte de otros nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Además de esto, son riquísimas en fibra, conque dejan digerir las comidas sin que se hagan pesadas.
  • Pescado azul: como plato primordial puedes escoger el pescado azul, como el atún o bien la caballa. Es riquísimo en ácidos grasos Omega tres y proteínas.
  • Pavo: el asado de pavo es uno de los grandes tradicionales de Navidad en muchos hogares. Esta es una de las carnes con menos contenido graso. Si deseas comer sano, puedes preparar un asado de pavo con una base de vegetales, eludiendo las salsas.
  • Frutas deshidratadas: y, para finalizar, las frutas desecadas, que robustecen el sistema inmune puesto que son ricas en fibra, hierro y antioxidantes. Puedes incluirlas en el menú navideño como temtempié saludable, o bien como una parte de un postre.

Como puedes revisar, comer sano en Navidad no es muy complicado. Solo debes tener clarísimo cuáles son los comestibles más saludables y de qué manera prepararlos. Partiendo de esta base, diseña un menú sano y equilibrado. Por ejemplo: una crema de verduras como entrante, un pavo asado al horno con base de vegetales como plato primordial, y un turrón casero de frutas como postre. ¡Tus convidados van a quedar encantados!

Y no te olvides de comer con calma, masticando bien los comestibles y hablando con tu familia. Está probado que comer de esta forma hace que la ingesta sea mucho menor. Y es que, a lo largo de la digestión se liberan unas hormonas en el intestino que producen sensación de saciedad en el cerebro. Por ende, si comes despacio, la saciedad se genera cuando aún hay comida en el plato.

Ahora es el instante de poner en práctica estos consejos para comer sano en Navidad. Pues cuidar la línea y la salud en la temporada del polvorón y el turrón, ¡es posible!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *