Tecnología

Consejos para acertar en la compra de una máquina de afeitar eléctrica

¿Pensando en comprar una máquina de afeitar eléctrica? Sin distinción de marcas y precios, son productos que mejoran las prestaciones y las ventajas de una cuchilla de afeitar. Comprar una máquina de afeitar, sin embargo, no es tan fácil como elegir la primera que aparezca.

Todo hombre que tenga un importante gusto por su vello facial y por su cuidado personal, sabe que debe elegir y comprar las máquinas de afeitar eléctricas correctamente. No obstante, debe reconocer la importancia que tiene una buena elección, ser detallista en cuanto a los criterios a tener en cuenta para no fallar en la adquisición, pero ante todo debe precisar qué es lo que quiere y porqué un modelo en particular le puede satisfacer completamente.

Determinar correctamente las necesidades

Que una máquina de afeitar eléctrica le haya servido a alguien más, no necesariamente puede significar que servirá para todas las necesidades. En parte, porque la forma de adquirir un modelo u otro, dependerá de lo que cada persona desee con una máquina de afeitar.

Si bien es cierto que se suele partir de un punto en común, como es mejorar enormemente el momento del afeitado, haciéndolo más preciso, seguro, eficiente y placentero, cada máquina y hasta cada marca está pensada para un tipo de usuario en particular. 

Primero, se debe definir qué tipo de usuario es cada persona, y para ello, con el fin de obtener la máquina de afeitar eléctrica más conveniente, se deben atender los siguientes aspectos:

  • Delicadeza: la irritación de la piel tras el afeitado es una de las razones de que cada vez exista un mayor número de fabricantes que realizan máquinas de afeitar eléctricas con protección para la irritación. La tecnología varía demasiado entre marcas, pero su función principal es afeitar con mucha delicadeza, devolviendo el placer de esta actividad donde antes había sólo dolor e hinchazón. ¿Sufres irritación en la piel cuando te afeitas? Entonces necesitas una máquina de afeitar que tenga este punto como principal baza.
  • Potencia: cuando se quiere un producto que pueda servir para el cabello y para el vello facial, o cuando se quiere algo que logre resultados asombrosos en poco tiempo, la potencia debe ser lo más importante. 
  • Precisión: un mayor número de hojas, el material de éstas y hasta la flexibilidad de su cabezal, son algunas de las características de las máquinas de afeitar para quienes requieren obtener precisión. Este tipo de máquinas combinan potencia con delicadeza, y pueden cortar el vello al mismo tiempo que pueden delinear una barba perfecta.

La mayoría de las máquinas de afeitar eléctricas de marcas reconocidas tienen al menos una protección contra la irritación, buena potencia y excelente precisión. Si no tienes necesidades tan específicas en alguno de esos apartados, partir de los criterios básicos bastará para tomar una buena decisión.

Criterios básicos para comprar una máquina de afeitar eléctrica

  • Marca reconocida: salvo que la oferta sea irresistible o que se tenga conocimiento de lo que se hace, lo más saludable es apostar sólo por marcas que tengan una trayectoria en el mercado considerable. Eso permitirá mayores garantías como consumidor, pero también el acceso a productos que por su penetración de mercado, pueden tener innovaciones tecnológicas considerables. Braun, Panasonic o Philips son algunas de esas marcas.
  • Autonomía: ¿cuánto tiempo necesitas para afeitarte? Dependiendo de esta respuesta, la autonomía de una máquina de afeitar eléctrica te permitirá reconocer qué modelo es el más indicado. Aunque muchas pueden ser utilizadas mientras están conectadas a la corriente, lo mejor es contar con máquinas que sean inalámbricas.

Protección contra el agua: afeitarse durante la ducha es la forma más rápida de hacerlo. Se ahorra tiempo y hasta agua durante el proceso, y para ello, es necesario contar con una máquina de afeitar que tenga tal grado de protección. Aunque a día de hoy la mayoría de los modelos de calidad la tienen, nunca estará de más cerciorarse antes de decantarse por algún modelo en concreto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *