Lamento unánime de los empresarios por un Govern «fuerte» y que priorice la economía

Más de trescientos patronales, asociaciones y empresas se conjuran en un acto unitario para condenar los actos salvajes de las últimas semanas Los asistentes...

ÚLTIMOS POSTS

conoce al padre de la mítica marca italiana

¿Conoces la historia tras Enzo Ferrari? En Goodyear hacemos un repaso por la trayectoria del padre de la mítica marca de deportivos italiana

¿Qué sabes de Enzo Ferrari, una de las figuras centrales de la historia del automovilismo? Repasamos la vida del creador de una de las marcas más legendarias del automovilismo, Ferrari, y la vinculación desde su niñez al planeta del motor.

Il Commendatore: su niñez

Enzo nació el dieciocho de febrero de mil ochocientos noventa y ocho dentro de una familia acomodada. Dueña de una pequeña empresa donde se fabricaban piezas y estructuras de metal. A lo largo del trascurso de mil novecientos ocho, cuando Enzo ya había cumplido diez años, su padre le llevó al lado de su hermano mayor Alfredino (Dino) a una carrera de vehículos al Circuito de Bolonia. Desde ese momento comenzó a tener una pasión liberada por las carreras de vehículos.

Dicha afición por la competición, no sentó realmente bien en el seno de la familia Ferrari, es más, hasta le ocasionó más de un quebradero de cabeza. En tanto que su padre deseaba que y Dino heredaran el negocio familiar.

Todo se alteró por el estallido de la Primera Guerra Mundial. El padre de Enzo y Alfredino fueron reclutados como conductores de ambulancias en la retaguardia. Murieron a raíz de una fiebre tifoidea.

Enzo cursaba Ingeniería Mecánica, mas no era un buen estudiante y en mil novecientos diecisiete asimismo fue reclutado para el ejército italiano. Procuró entrar en la sección automotriz por sus habilidades en la mecánica, mas no lo logró. Su destino fue herrar las mulas que utilizaba el ejército. A lo largo de este periodo enfermó gravemente de neumonía y estuvo al filo de la muerte.

Al final de la guerra, con la compañía familiar quebrada y los estudios sin terminar, Enzo logra una carta de recomendación de su coronel de regimiento para poder ser parte de la casa automovilística Fiat mas la misiva no tuvo mucho éxito y en mil novecientos diecinueve halló trabajo como probador y conduzco en la marca CMN (Costruzioni Meccaniche Nazionali).

Enzo Ferrari: su vida como conduzco

Pese a las renuencias de su madre a fin de que se pusiese delante de un volante, Enzo adquirió un Alfa Romeo utilizado y empezó a competir. Sorprendentemente fue cosechando victorias en las carreras que disputaba y llamó la atención de los de los directivos de la marca de Milán.

Alfa Romeo le contrató para competir como conduzco en diferentes carreras entre mil novecientos veinte y mil novecientos veinticuatro, los resultados fueron buenos, cada vez iba más veloz, mas en mil novecientos veinticuatro cuando debería haber corrido el Gran Premio de Francia en Lyon al volante de un P2, uno de los bólidos más veloces, efectivos y también invencibles del instante, se volvió a Italia. Lo hizo tras disputar las sesiones de pruebas sin que absolutamente nadie conozca el motivo de su regreso. Este hecho histórico se define como “El Misterio de Lyon”.

Tras este giro en su carrera como conduzco se erigió como agente comercial de Alfa Romeo, merced a este trabajo conoció a su esposa, Laura Dominica Garello.

La Scuderia Ferrari: Alfa Romeo

En mil novecientos veintinueve creó la Scuderia Ferrari en Módena, dejando los circuitos como conduzco de forma oficial en mil novecientos treinta y uno. El equipo se creó para dar soporte a los pilotos, apoyándolos técnicamente. Tal fue su buen trabajo en esta faceta, que a los 4 años de su fundación se integró como la  escudería oficial de la marca Alfa Romeo.

El primer vehículo que desarrolló fue el Alfa Romeo ciento cincuenta y ocho “Alfeta” un modelo mítico que consiguió un  enorme éxito. Este triunfo técnico le posicionó como directivo del departamento de carreras de Alfa Romeo.

En mil novecientos treinta y nueve, Alfa Romeo disuelve la Scuderia Ferrari al imponer que se use el nombre de la propia Alfa Romeo en la Scuderia, esto hace salir de la compañía a Enzo Ferrari que se lo toma como una falta de respeto a su trabajo.

Brinca la segunda Guerra Mundial y todos y cada uno de los planes de Enzo Ferrari de diseñar y edificar un turismo de carreras propio para superar a Alfa Romeo se marchan al garete. La factoría que había constituido en Modena es trasladada a Maranello para procurar eludir los bombardeos de los aliados.

Anuncio Ferrari Goodyear mil novecientos ochenta y cinco

“Cavallino Rampante”: el origen del símbolo de Ferrari

Tan propio es el colorado en sus superdeportivos como el símbolo de un caballo negro en situación “levade”. Este logo tan icónico en el planeta del motor tiene su origen en mil novecientos veintitres, cuando Enzo Ferrari ganó una carrera en el Circuito de Savio y merced a esta victoria conoció a la Condesa Paolina, madre del conde Francesco Barraca. Un héroe de la primera Guerra mundial que murió en plena batalla cuando atravesaba los aires con su aeroplano.

Este héroe italiano pintaba en el lateral de su aeroplano un caballo colorado en situación “levade” sobre una nube blanca. La condesa solicitó a  Enzo Ferrari que usara el símbolo de su hijo caído en batalla como amuleto, Enzo no lo vaciló y admitió.

Empezó a utilizar el caballo en los turismos que empleaba para correr,  mas hizo ciertos cambios del diseño original. El caballo lo pinto en negro en señal de luto y respeto al conde, además de esto escogió un fondo amarillo. El caballo del conde disponía de la cola en situación descendente y el caballo de Ferrari en situación ascendiente.

Otro detalle interesante y que no es bien conocido, es que la primera vez que se empleó este símbolo fue sobre un Alfa Romeo, no en un Ferrari. Enzo conoció a la condesa en mil novecientos veintitres cuando corría con Alfa Romeo, con lo que los primeros vehículos que lucieron el logo del “cavallino rampante” fue sobre el fabricante con sede en Milán. Eso sí, solo en los turismos que conducía Enzo y más tarde en la Scuderia Ferrari.

Ferrari seiscientos treinta y siete Goodyear

El primer Ferrari: mil novecientos cuarenta y cinco

En mil novecientos cuarenta y cinco empieza el desarrollo del primer Ferrari de la historia, pertrechado con un motor V12 de mil cuatrocientos noventa y seis cc que eroga una potencia máxima de ciento dieciocho CV. Se bautizó como Ferrari ciento veinticinco S y efectuó la primera prueba en carretera el doce de marzo de mil novecientos cuarenta y siete.

Este modelo cosechó muchos éxitos en la competición desde el Mille Miglia en mil novecientos cuarenta y ocho y las veinticuatro Horas de LeMans en mil novecientos cuarenta y nueve.

Mas una de las victorias más esenciales para Enzo Ferrari fue la del catorce de julio de mil novecientos cincuenta y uno en el G.P. de Silverstone, Inglaterra. Cuando el Ferrari de Froilán González cruzó la meta por delante del Alfa Romeo. La casa madre Alfa Romeo había sido derrotada por siempre. “Me siento tal y como si hubiera matado a mi madre”, confesó Enzo Ferrari tras esta victoria.

Desde ese instante los deportivos colorados italianos han sido una corporación dentro y fuera de los circuitos, constituyéndose como una de las marcas automovilísticas de ensueño.

Ferrari y Goodyear

Ferrari y Goodyear: una historia en común

  • ¿Sabías que Ferrari y Goodyear tienen muchos puntos en común?
  • Siempre y en toda circunstancia han apostado por la competición como pilar del desarrollo de sus productos.
  • Aplican la última tecnología.
  • Más de cien años vinculados al planeta del vehículo.
  • La competición donde más éxitos han logrado ha sido la Fórmula 1.

Las 2 marcan han participado juntas en abundantes proyectos. De forma especial, en la Fórmula 1 donde han cosechado éxitos y torneos mundiales. Aun hemos podido ver a Enzo Ferrari al lado de sus Ferraris de producción y un monoplaza de Fórmula 1 en mil novecientos ochenta y cuatro anunciar los neumáticos Goodyear, en las televisiones de todo el planeta.


Mas asimismo los hemos visto enfrentarse en las pistas, como en el conocido duelo con Ford que pertrechaba Goodyear en las veinticuatro horas de LeMans de mil novecientos sesenta y seis.

No se podría conocer actualmente la historia de la competición de las 4 ruedas, sin 2 de sus protagonistas más célebres: Enzo Ferrari y Goodyear.

Latest Posts

MÁS VISTOS