Cicloturismo
Motor

Cicloturismo en España. cuatro sendas para gozar en bici

El planeta del cicloturismo ha experimentado un enorme ascenso en los últimos tiempos. Cada vez hay más personas que deciden echarse a la carretera con su bici y conocer nuevos destinos. Una experiencia de turismo diferente que nos deja estar en contacto con la naturaleza y, al tiempo, conocer lugares diferentes y también, aun, hacer nuevas amistades saliendo con otros atletas en conjunto. Si deseas gozar del turismo a 2 ruedas te van a encantar estas cuatro sendas de cicloturismo en España que hemos dispuesto para ti ¡Descúbrelas!

¿Qué es el cicloturismo?

En contraste a los corredores de carretera y de los que prefieren la bicicleta de montaña, los cicloturistas mezclan las dos disciplinas, esto es, lo mismo circulan por carreteras usuales que por caminos, si bien sin llegar a las sendas de alta montaña o bien con obstáculos esenciales que saltar.

Eso hace que para sus desplazamientos no empleen bicis 100 por ciento de carretera ni de montaña, sino acostumbran a decantarse por bicicletas híbridas o bien de trekking. Las primeras son las que acostumbran a utilizarse por urbe, con cuadros de aluminio, ruedas algo más finas y platos más grandes; las segundas, por su lado, son más robustas, llevan al manillar más alto y están más indicadas para sendas de múltiples horas; aun muchas llevan ya montadas de serie los accesorios para llevar bultos.

Sendas de cicloturismo por España

Hace poquitas semanas os dejábamos las mejores sendas en bicicleta de montaña para principiantes y especialistas. Ciertas de esas sendas pueden hacerse por cicloturistas, en tanto que combinan carretera con caminos y no son muy difíciles, si bien otras son demasiado exigentes. Ahora os hemos preparado 4 sendas para conocer distintos lugares de España que os sorprenderán.

Senda por Ourense y los Cañones del Sil (ciento veinte quilómetros)

Ourense es la urbe termal por antonomasia de Galicia y cada vez hay más personas que se aproximan hasta esta provincia para conocer su cultura, su gastronomía y sus aguas termales. Nuestra senda una parte de la capital, con infinidad de alicientes para el visitante, y nos va a llevar en la primera etapa hasta Ribadavia, capital de la región de O bien Ribeiro y con un distrito judío que no te puedes perder. En torno a Ribadavia dispones de múltiples balnearios para alojarte y que la experiencia del viaje no pueda ser mejor.

El camino nos va a llevar después a conocer Carballino, la urbe donde se come el mejor pulpo de España, si bien no tenga mar; después vamos a pasar por el pequeño pueblo de Cea, donde sus hornos de pan son tan conocidos que hasta tienen Denominación de Origen Protegida; y vamos a viajar hasta Luintra, punto de acceso para visitar el Cañón del Sil; lo mejor ahí es alojarte en el Parador Nacional de Beato Estevo y embarcarte en ciertos navíos que recorren el río y que te van a dejar con la boca abierta ante paisajes más que espectaculares; la senda acaba retornando a la capital tras unos ciento veinte quilómetros de viaje.

Senda por el arte de Palencia (ciento cuarenta y cinco kms)

Palencia es una de las provincias más ignotas de España y, al tiempo, una de la que más tesoros guarda. Nuestra senda una parte de la capital, donde se levanta la Catedral apodada como la Hermosa Ignota y que merece una visita por su grandeza. En la primera etapa vamos a visitar Támara de Campos,una localidad tan pequeña como pasmante es su iglesia de San Hipólito el Real y su renombrado órgano y nos vamos a llegar hasta Frómista, donde encontraremos el que afirman que es el mejor ejemplo de arte románico: la iglesia de San Martín.

El próximo destino es Carrión de los Condes, que sorprende con sus iglesias de la ciudad de Santiago, Santa María de las Victorias y del Camino y el Monasterio de San Zoilo. De ahí vamos a partir a Saldaña donde se halla una de las villas romanas mejor preservadas de toda Europa, la villa de La Olmeda, una genuina maravilla que te van a explicar con todos los detalles. Ahí vamos a cruzar hasta Alar del Rey, donde empieza la Senda del Canal de Castilla, y vamos a subir al norte cara Mave, donde se halla el monasterio benedictino de Santa María de Mave, reconvertido en hospedería. La senda acaba en Aguilar de Campoo, con múltiples iglesias románicas y que, además de esto, es la puerta para visitar la Montaña Palentina, una experiencia imborrable para los amantes de la naturaleza.

Camino de la ciudad de Santiago

Senda del Camino mozárabe (doscientos noventa y cinco kms)

El Camino de la ciudad de Santiago no podía faltar en esta lista, si bien aconsejamos una de las sendas menos conocidas, la del llamado Camino Mozárabe. Esta senda empieza en Alcaudete, un hermoso pueblo de la provincia de Jaén que cuenta con un pasmante castillo en lo alto de un cerro; desde ahí vamos a partir cara Baena, una de los lugares más esenciales de España para los amantes del aceite de oliva, ya antes de llegar a Córdoba para gozar de su Mezquita-Catedral y de todo cuanto esta pasmante urbe debe ofrecernos.

Desde ahí, vamos a partir cara nuestro destino atravesando Espiel, Bélmez y su increíble castillo, la reserva natural del Alto Guadiato o bien Campillo de Llerena, ya en la provincia de Badajoz. Desde ahí el camino nos va a llevar por la Sierra Grande Hornachos y Puebla de la Reina hasta llegar al Embalse de Alange y, por último, a Mérida, la urbe romana de Retirada Augusta que el día de hoy es capital de Extremadura tras una emocionante experiencia cicloturista.

Senda por la historia de Lleida (ciento sesenta kms)

Esta senda por Cataluña arranca en Lleida, donde disfrutaremos del Castillo de Gardeny, de origen templario, y del Castillo del Rey, al lado de la Seu Vella. Los dos castillos observan la urbe desde sus respectivas colinas. Desde ahí vamos a partir cara Balaguer, donde podemos ver la Iglesia de Santa María, las ruinas del castillo y, en las afueras, el Santuario del Beato Cristo y el yacimiento musulmán de Plan de Almatá. Después proseguiremos cara Agramunt, sede de una iglesia de Santa María que es un caso de románico en el que resalta su gigante pórtico.

Después seguiremos cara Guissona, de los mejores lugares para comer calçots, y vamos a llegar hasta Cervera, una urbe medieval que vale la pena visitar para perderse por sus calles centenarias; en penúltimo paso nos va a llevar hasta Vallbona de las Monjas, donde hay que visitar su conocido monasterio femenino (que está incluido en la Senda del Císter) ya antes de volver a Lleida para llenar la senda.

Acá tienes ciertas mejores sendas de cicloturismo de España. Recuerda que es esencial comer y tomar apropiadamente para compensar las calorías y los líquidos que se perderán a lo largo del ejercicio y poder gozar de la bici a fondo. Monta tu bicicleta en el portabicletas y ¡a rodar!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *