Resguarda tu proyecto vital para gozar mejor de la vida

La inseguridad es uno de los primordiales motivos por los cuales se produce ansiedad y temor a un futuro del que no conocemos sus...

ÚLTIMOS POSTS

Bruce Lee y tres esenciales lecciones para el emprendedor

Bruce Lee es uno de los exponentes más insignes de las artes marciales en la historia. Un icono. Un punto de referencia y también inflexión para el conocimiento anterior y siguiente de esta práctica que reúne fantásticamente filosofía, deporte y actitudes frente a la vida.

De forma adicional, Bruce Lee es el autor de la filosofía “Jeet Kune Do” (JKD): el resultado de la investigación y  “fusión” de diferentes técnicas de todas y cada una de las artes marciales que aprendió. Desde el estilo chino, el boxeo occidental y derivados como el “kick boxing”, el karate coreano, el Yudo nipón, la esgrima occidental, hasta el “kali” filipino, y otras disciplinas marciales. Bruce Lee examinó, examinó y aplicó todo esto desde sus estudios de la fisiología del cuerpo humano.

El término del Jeet Kune Do es simple: absorba de otros lo que sea útil, descarte lo que no lo sea y añada lo que es solamente suyo.

Bruce Lee descartó de otras disciplinas las cosas que no funcionaban para él y añadió sus movimientos.

Esa es una muestra de “sincretismo” y inventiva que puede asistir mucho en la activa de negocios. Pues se basa primero en el orden y experiencia de otros y después añade el criterio y la experiencia propia.

Bruce Lee no fue el mayor exponente de ninguna de la artes marciales que estudió, mas fue único y también inigualable en la práctica que mismo formó. Y de esta forma pasó a la historia con más pergaminos que sus maestros.

Estas son tres referencias de la filosofía de Jeet Kune Do que pueden ser aplicados a negocios y emprendimientos:

1.- No es preciso inventar un producto plenamente nuevo para lograr el éxito en los negocios.

Ejemplo de esto es Steve Jobs. Apple no ideó un dispositivo digital para reproducir canciones, tampoco el móvil o bien la computadora personal. Realmente escogió las mejores unas partes de esos elementos existentes, se deshizo de las malas y añadió su toque. Esto la lanzó a la cima del mercado y transformó en historia legendaria a su creador.

No hay que ser un Steve Jobs para identificar lo práctico de esto. Se trata solo de respetar y reconocer el conocimiento existente. Tener la humildad de comprender que la historia no empieza con uno y que muchos han recorrido ya antes el camino que se quiere caminar.

Eso por un lado. Y por otra, hay que estar íntimamente persuadido que uno mismo no es un “actor de reparto” y que tiene mucho por aportar y añadir. Bien afirman que la persona inteligente aprende de sus fallos, mas el sabio lo hace de los fallos del resto. La filosofía de Bruce Lee le plantea esta fantástica lógica al emprendedor: aprender del éxito y los fallos del resto para establecer la propia marca.

No es preciso inventar un producto o bien servicio completamente nuevo para lograr el éxito en los negocios. Es más simple y efectivo salvar las cosas buenas que hacen otros, eliminar las malas y añadir el toque propio. Fácil, práctico. Esencia de Jeet Kun Do y de Bruce Lee.

dos.- Concéntrese en desarrollar sus fortalezas, no en remediar debilidades. Bruce Lee y su lógica de “la adición que supera la resta”.

Se puede aprender mucho de la filosofía de Bruce Lee, su moral de trabajo y gran concentración para ser el mejor en su campo. Aprovechó continuamente sus fortalezas en vez de enfocarse en sus debilidades. Y esta es una actitud esencial. Edificar un negocio en función de lo que se hace bien es una táctica inteligente para cualquier emprendedor.

Si no se es explícitamente bueno en un determinado aspecto, hay que contratar a alguien a fin de que se ocupe de ello tan pronto como se pueda. No se debe perder tiempo valioso tratando de solventar aspectos que correspondan al campo de experticia de alguien más.

Bruce Lee trabajó mucho para transformarse en un profesor absoluto de su arte. Y en los negocios hay que estar del mismo modo enfocado para convertir una idea en un producto, este en un proyecto y por último en un negocio.

Steve Jobs sabía que era mucho mejor como vendedor y persona de ideas que como ingeniero informático o bien de software. Steve Wozniak llenó esa debilidad y juntos favorecieron una adición sinérgica: 1 + 1 = tres.

En aceptar la debilidad se halla la auténtica fuerza.

tres.- No existen límites para lo que se puede conseguir

“Si siempre y en todo momento pones límites a lo que haces, afirmó Bruce Lee, ello se extenderá a tu trabajo y a tu vida. No existen límites. Solo mesetas. Y no debes quedarte allá, debes trascenderlas».

Un caso de la misma época que esta filosofía es Elon Musk. Él tiene la capacidad de no dejar que se le impongan opiniones limitantes. Rechaza cualquier límite y sencillamente pregunta: «¿Por qué razón no?» ¿Qué impide qué una compañía comercial contruya grandes cohetes y también ir a la luna? ¿Por qué razón los automóviles eléctricos no pueden tener una enorme autonomía y ser tan cómodos como los turismos de gasolina? ¿Que limita la posibilidad de conectar la psique humana a una computadora para tener una entrada más veloz? ¿Por qué razón no podemos horadar un túnel bajo la tierra y transportar vehículos más veloz de una urbe a otra?

Uno de los grandes obstáculos que deben superar los emprendedores es caer en la cuenta auténticamente que PUEDEN edificar una compañía triunfante, venderla y tener la vida que han soñado. Solo al fiel le está reservada la victoria.

Ahora bien, esto no desea decir que se desestime la precaución y el acto prudente. Mas es preciso comprender que establecer límites jamás es exactamente lo mismo que limitarse. De la primera forma se trabajan los objetivos, de la segunda se edifican y afianzan imposibilidades.

Es preciso opinar que se puede hacer algo que no se está seguro de poder hacer. Este es el código de la trascendencia y el lenguaje de la evolución. Si el humano no hubiera tenido desde siempre y en toda circunstancia convicción de sus posibilidades, habría desaparecido de la faz de la tierra hace bastante tiempo.

Pensar si bien no se esté seguro de poder… ¡Piense en ello!

Para lograr el éxito va a deber procesar los dos pensamientos en su psique al tiempo. En caso contrario, la duda vencerá y no va a poder superar tiempos bastante difíciles.

La filosofía de Bruce Lee no solamente le dejó transformarse en el mejor exponente de su arte mientras que estuvo vivo, asimismo hizo posible que se le recuerde en este instante. Lo mismo puede ocurrir con su emprendimiento si se estudia y procesa el poderoso pensamiento que sosten el Jeet Kune Do: “absorber lo que sea útil del resto, descartar lo que no lo sea y añadir lo que sea solamente propio”.

DATOS DEL AUTOR.-

Carlos Eduardo Nava Condarco, natural de Bolivia, radica en la urbe de Santa Cruz de la Sierra, es Administrador de Empresas y Empresario. Hoy día se desempeña como Gerente de su Empresa, Asesor de Estrategia de Negocios y Desarrollo Personal, escritor y Entrenador de Emprendedores.

Autor del libro: “Emprender es una forma de Vida. Desarrollo de la Conciencia Emprendedora”

WEB: www.elstrategos.com

Mail: [email protected]

Facebook: Carlos Nava Condarco – El Strategos

Twitter: @NavaCondarco

Latest Posts

MÁS VISTOS