Barna, la enorme factoría del vehículo
Sociedad

Barna, la enorme factoría del vehículo

Barna siempre y en todo momento ha sido vanguardista si charlamos de vehículo. Primer salón, centro de diseño, escenario de competición y, como no podía ser de otra forma, primeras factorías. La urbe tiene el honor de ser el sitio en el que el empresario Francesc Bonet fabricó en mil ochocientos ochenta y nueve el primer vehículo de España, un triciclo impulsado por un motor de combustión que desarrollaba doce km/h.

Sin embargo la primera factoría llegaría en el año mil ochocientos noventa y cinco, cuando Emilio de la Cuadra creó la Compañía General de Vehículos Vehículos Emilio de la Cuadra Sociedad en Comandita (en la calle Diputación esquina Passeig de Sant Joan). Allá comenzaría una historia ‘eléctrica’ en tanto que los primeros vehículos que salieron de allá contaban con motores eléctricos alimentados por baterías. Después, introduciría motores de explosión por la carencia de autonomía de los eléctricos (¿les suena?). Nacieron los primeros turismos ‘made in BCN’ con motores bicilíndricos sde cuatro con cinco y siete CV.

Tras la quiebra de De la Cuadra llegaría la compañía predecesora de Hispano-Suiza. José María Castro y Mark Bright crearon la J.Castro Sociedad en Comandita Factoría Hispano-Suiza de Vehículos. Su primero vehículo llegó en mil novecientos dos, un modelo de diez CV. Asimismo quebraron y en mil novecientos cuatro Damian Mateu se unió a Francisco Seix Zaya y el propio Bright para crear la Sociedad Anónima La Hispano Suiza, factoría de Vehículos.

La marca pervivió en el tiempo y se transformó en un referente industrial. Fabricaron hasta treinta modelos  y en mil novecientos diecinueve presentaron en el salón de Barna, el primero de la historia, el H6. Duró hasta los años cuarenta cuando fue adquirida por el INI y dio paso a ENASA (para fabricar automóviles Pegaso).

Otro gran industrial de la temporada fue Arturo Elizalde que, tras iniciar con maquinaria de precisión al adquirir JM Vallet y Cia, pasó a la fabricación de motores y se lanzó a edificar vehículos en mil novecientos trece con la sociedad Biada, Elizalde y Cia . Su primer vehículo fue el Tipo once, el primer turismo desarrollado, montado y fabricado al cien por ciento en España. Elizalde fue contemporáneo de otro grande: Wifredo Ricart, que tras crear Ricart&Pérez en mil novecientos veinte y fabricar vehículos de competición lanzó su empresa: Vehículos Ricart.

Mas hubo considerablemente más. Hasta 14. España, América, David o bien T.H. (Talleres Hereter) son ciertas. Muchas nacieron ante la falta de automóviles y de repuestos que causó la Primera Guerra Mundial. Fueron coyuntrurales y tras reestablecerse el contacto con Europa se extinguieron, algo que se pudo ver ya en la segunda edición del salón del vehículo de mil novecientos veintidos y en las consecutivas, reduciendo el número de marcas españolas a favor de las de importación. En la edición del salón de mil novecientos treinta y tres la única marca de España presente era Hispano-Suiza.

En los años treinta sacaría la cabeza Ford. La marca americana trasladó su factoría de Cádiz a Barna, en la Avenida de Icària del Poblenou. Allá acoplaban los modelos que se vendían en España para rebajar el costo de los impuestos. Generó múltiples modelos hasta la Guerra Civil en que cerró la fábrica… si bien en exactamente el mismo escenario reabrió para fabricar camiones Ebro con Motor Ibérica y en mil novecientos ochenta Nissan lo adquirió para generar el Patrol y iniciar su relación con Barna, que prosigue hoy día en la Zona Franca fabricando asimismo para Mercedes y Renault.

Si bien la enorme factoría de todos y cada uno de los tiempos que llevó a Barna a la grandiosidad industrial fue la de Seat. Todo comenzó en mil novecientos cincuenta cuando en INI creó la Sociedad De España de Vehículos de Turismo SA: Seat. Se situó en la Zona Franca y allá continuó hasta mil novecientos ochenta y cinco en que la fábrica se instalaría en su actual localización en Martorell.

Seat estimuló el planeta del vehículo en España y desde mil novecientos cincuenta hasta nuestros días han pasado modelos como el seiscientos, el ciento veinticuatro, el mil quinientos, el Ritmo y el Ronda. Los Ibiza, León y Toledo marcaron una temporada.

El día de hoy se generan acá, en la factoría de Seat otros modelos del Conjunto Volkswagen (al que pertenece desde mil novecientos ochenta y seis) como el Audi A1 o bien hasta hace poco el Audi Q3. Todos ellos con el sello de ‘made in Barcelona’.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *