El Salón de Ginebra es el mayor evento celebrado en Suiza
Sociedad

Anulado el Salón del Vehículo de Ginebra de dos mil veintiuno

Los organizadores del Salón del Vehículo de Ginebra (GIMS), la Fundación Salon International de l’Automobile, han decidido anular la edición de dos mil veintiuno por la carencia de interés de las marcas en asistir a exactamente la misma. Además de esto, en un comunicado, la fundación arguye que el coronavirus aún produce inseguridad y pone en duda la aptitud de un acontecimiento que atrae más de seiscientos personas y diez cronistas al centro de convenciones Palexpo de la urbe suiza.

Además, la fundación confirma que ha rechazado una ayuda de dieciseis con ocho millones de francos, unos quince con siete millones de euros, del cantón de Ginebra. Los organizadores del salón más esencial del campo de la automoción asistieron al Gobierno regional para solicitar soporte económico para cubrir las pérdidas ocasionadas por la cancelacón de la edición de dos mil veinte, anunciada solo un día ya antes de su comienzo, estimadas en once millones de francos suizos, diez con tres millones de euros. Sin embargo, las condiciones a las que iban ligados estos fondos, entre aquéllas que figuraba la obligación de festejar la edición de dos mil veintiuno y de devolver prácticamente novecientos treinta y seis mil euros (1 millón de francos suizos) en junio de dos mil veintiuno, no han satisfecho a la fundación organizadora del salón.

Las marcas prefieren dos mil veintidos

Una futura edición en dos mil veintidos no ha sido confirmada, mas los organizadores fundamentan su resolución de anular la de dos mil veintiuno eminentemente en una encuesta efectuada entre las marcas. Conforme arguye la fundación, «una mayoría de las marcas que iban a estar en dos mil veinte efectuaron una encuesta y anunciaron que seguramente no participarían en la edición de doscientos dos1 y que preferirían aguardarse y asistir al GIMS en dos mil veintiuno«. «El ámbito pasa instantes bastante difíciles y las marcas precisan tiempo para recobrarse de los efectos de la pandemia», agrega.

No obstante, y conociendo la relevancia del mayor acontecimiento público organizado en Suiza, que produce un impacto económico de ciento ochenta y siete millones de euros (doscientos millones de francos suizos) todos los años y aporta una tercera parte de los ingresos anuales del centro de convenciones Palexpo, la fundación ha decidido vender los derechos de la organización del GIMS a Palexpo S.A., la compañía que administra el espacio. «La meta es hallar una solución que garantice la organización regular del Salón del Vehículo de Ginebra. La adquisición trasferirá todos y cada uno de los derechos de la organización del acontecimiento a Palexpo S.A.», explica la Fundación Salon International de l’Automobile en un comunicado. Esta alternativa abriría la puerta a una edición de dos mil veintiuno organizada por Palexpo sociedad anónima, si bien sin el apoyo de las marcas no sería viable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *