Activistas del ’Tsunami Democràtic’, en el interior de la oficina de CaixaBank del Torrent de l’Olla, este miércoles.
Actualidad

Activistas independentistas ocupan una sede de CaixaBank

Treinta activistas independentistas del llamado ‘Tsunami Democràtic’ han irrumpido a las 8:15 horas de este miércoles en una oficina de CaixaBank ubicada en la calle Torrent de l’Olla del distrito de Gràcia de Barna para denunciar que esta entidad «financió» una campaña del Gobierno de Mariano Rajoy contra el referendo del 1-O bien y para demandar al banco que deje de «financiar a gobiernos que niegan el diálogo y aplican la opresión legitimando la cárcel y la violencia para eludir encarar un enfrentamiento de manera democrática».

Vestidos de azul, ciertos con máscaras blancas y con carteles con el leimotiv ‘Esta empresa financia la represión’, la mayoría de los activistas se han sentado en el suelo en silencio. Un par de ellos han repartido octavillas entre los trabajadores y han leído, megáfono en mano, una carta en la que se asegura que CaixaBank «dio y prosigue dando su apoyo a las maniobras del Estado para vulnerar los derechos y las libertades de sus ciudadanos; en ocasiones de forma evidente, en ocasiones financiando desde atrás».

Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Telefonica y más

Los independentistas han acompañado esta acción de queja con la presentación oficial de hojas de reclamación en las que no solamente se apunta a CaixaBank sino más bien asimismo a otras empresas como Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Telefónica, Repsol, Iberdrola, El Corte Inglés y también Inditex. En la reclamación, se solicita a todas y cada una estas empresas que dejen de «financiar a gobiernos que niegan el diálogo y aplican la opresión legitimando la cárcel y la violencia para eludir encarar un enfrentamiento de manera democrática».

Asimismo se les demanda que no participen en «campañas dirigidas a producir temor entre la población» y que antepongan «los derechos y la dignidad de las personas» a sus intereses de tipo económico. Y es que, en el apartado de los motivos de la protesta, la plataforma mantiene que «esta empresa, juntamente con las compañías del apartado precedente, financió una campaña del Gobierno de Mariano Rajoy contra el referendo de autodeterminación del 1 de octubre de dos mil diecisiete».

Ahora, añade que «las resoluciones sobre el futuro de Catalunya las deben tomar los ciudadanos del país y no las grandes empresas del IBEX-treinta y cinco organizando campañas del temor».

El ‘Tsunami Democrátic’ es una plataforma –cuya dirección no se ha dado a conocer en público– que nació hace múltiples semanas en las redes sociales para impulsar acciones de contestación frente a una ocasional sentencia condenatoria contra los líderes del procés desde «la no violencia y la desobediencia civil».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *